Ya sabemos de sobra que el cuidado de la piel, de nuestro rostro, es muy importante, no solo por factores estéticos sino también por un factor irreemplazable: nuestra salud. Sin embargo, la zona del contorno de ojos se ha convertido en tu peor enemigo: cada mañana te regala unas fantásticas y oscuras ojeras, que van acompañadas de unas maravillosas e inflamadas bolsas.

quitar bolsas contorno de ojos

Su rebeldía se ha convertido en algo incontrolable, en tu desesperación recurres a informarte, leyendo diferentes artículos. Y…¡sorpresa!. Te acabas de quedar de piedra, tras leer que la formación de bolsas, tiene como principal origen, el componente genético. Queremos acompañarte en estos duros momentos y sobre todo decirte que no estás sola/o, porque, ¡todo tiene solución!.

Las características del contorno de nuestros ojos, hablan por sí solas, y es que cuidar esta zona, tan peleona, requiere una especial atención. En primer lugar, este área es un mundo aparte del resto de la piel del rostro, siendo hasta cinco veces más fina. Esto se traduce en sensibilidad y fragilidad. Así que, ojo al dato, además de cuidar la zona, lo tendrás que hacer con productos que sean específicos y sobre todo, adecuados.

Está claro, que este no será un camino de rosas y te adelantamos, desde el primer momento, que la constancia deberá ser tu mejor aliado para salir airosa/o de esta batalla, contra tu contorno de ojos.

¡Comienza la batalla!.

Pero antes de dar guerra, queremos aconsejarte estos artículos, relacionados con el tema:

Diferencia entre ojeras y bolsas

En numerosos artículos encontraremos cómo tratar las bolsas de nuestros ojos, junto con recetas para las ojeras. Respecto a su origen, su formación, son muchos los factores que comparten estos inseparables compañeros, sin embargo, se trata de dos «problemas», que debemos diferenciar, para combatirlos y atenuar su aparición en nuestro rostro.

Bienvenidos al lado oscuro. Las temidas ojeras.

Podemos definir ojera, como una disposición morfológica del seno venoso de la zona, que se asoma a través de la fina piel del contorno, dejando entrever la acumulación de sangre y por lo tanto, oscureciendo la zona. Esta oscuridad, se acentuará en mayor o menor medida, dependiendo del personal y hereditario, factor genético.

En la formación de ojeras, además del factor genético, también puede afectar la falta de hierro. Sí, tal y como estás leyendo, la falta de hierro en nuestro organismo puede acentuar estas oscuras sombras, contribuyendo a la creación de coágulos en los vasos sanguíneos de la zona ocular.

Pero continuemos, y es que además de la genética y la falta de hierro, hay que sumar un tercer factor, también relevante en la formación de ojeras: la pérdida de volumen y de grasa en la piel que orbita alrededor de nuestros ojos, conlleva la aparición de surcos más oscuros, pigmentando la zona.

Seguimos sumando factores y añadimos a nuestra lista, la falta de sueño y la edad.  No descansar las horas necesarias (se recomienda dormir una media de 8 horas diarias) afecta negativamente a este área, dilatando los vasos sanguíneos. Por otro lado, con la edad, la piel de esta zona se afina aún más, favoreciendo la formación de ojeras.

Ojos hinchados. Porque se forman estas incómodas bolsas. 

El abultamiento que reposa en la zona inferior de los ojos, también denominado bolsas, nos acompaña por diversos factores. Como ocurre con las ojeras, las bolsas también se instalan en nuestro rostro por un factor irremediable, el factor genético.

Pero, no solo nuestra herencia es la responsable; la pérdida de tono muscular, provoca un descolgamiento de la piel de la zona y con ello, la formación de bolsas en el área. En este sentido, encontramos otro factor muy extendido y es la que la retención de líquidos puede ser nuestro peor enemigo.

Diferenciaremos este factor de una forma clara, ya que estas bolsas sobre todo relucen justo al despertarnos, manifestándose por las mañanas. Si este es nuestro caso, debemos tener especial cuidado con el consumo de sal; su excesiva ingesta puede favorecer la retención de líquido.

cuidados bolsas contorno de ojos * Evita añadir sal a los alimentos, si tienes bolsas en la zona del contorno de ojos. 

Además de evitar el consumo de algunos alimentos, realizar ciertos ejercicios a primera hora del día, te ayudará a bajar la inflamación. Pero no adelantemos información, queremos recomendarte, antes de continuar los siguientes artículos relacionados con el tema:

Cómo eliminar las ojeras con ácido hialurónico.

Cómo quitar las ojeras.

Cómo quitar las bolsas. Los mejores trucos preventivos.   

La batalla continúa y avanzamos en esta lucha mostrando nuestras mejores armas al enemigo: existen trucos, soluciones naturales que se utilizan desde el principio de los tiempo. Insistimos en que debemos ser constantes para que estas acciones sean efectivas, para visibilizar resultados.

Pero no desesperes, que tras realizar esta serie de «truquitos» que te ofrecemos, la incómoda inflamación del contorno de tus ojos, tendrá los días contados.

Antes de continuar con el tema, queremos recomendarte el siguiente enlace:

¡Que continúe la batalla!.

Limpia tu rostro 

Hemos querido incluir este paso, en el primer puesto de nuestra lista. Aunque parezca bastante obvio, en muchas ocasiones descuidamos este importante y fundamental gesto. Tanto a primera hora del día, como antes de irnos a dormir, limpiar el rostro es una acción con la que debemos ser muy constantes, ya que de este modo eliminaremos impurezas y restos de maquillaje.

Pero…¿cómo afecta esto a la formación de bolsas en los ojos?; la respuesta es muy sencilla: cualquier resto de maquillaje o suciedad, puede provocar irritación e inflamación en la zona.

  • Ya que es un paso importante, también lo será la forma en que limpias el rostro. Te aconsejamos que utilices un jabón con PH neutro y, una vez la tez de la cara esté bien limpia, apliques en tus ojos suero fisiológico o gotas oftalmológicas. Así, de este modo, conseguirás dos en uno: por un lado limpieza, al enjuagar en profundidad los conductos oculares y por otra parte, alejar infecciones que puedan alterar el lagrimal de tus ojos.

Elige un estilo de vida saludable

quitar bolsas contorno de ojos

Este segundo paso, también es fundamental; ya sabes de sobra, que incluir una alimentación saludable y ejercicio físico en tu día a día, es un pilar para sentirte bien, no solo por fuera, sino también por dentro.

  • En cuanto a la formación de bolsas en los ojos, una mala alimentación se reflejará rápidamente en nuestro rostro. Come, sobre todo, verduras y frutas con poca azúcar, ricas en vitaminas; como por ejemplo, fresas, kiwis, mandarinas, berenjenas o zanahorias. Por otra parte, son relevantes también los alimentos con alto contenido en hierro; te aconsejamos incluir, al menos 1 o 2 veces por semana en tu dieta, la ingesta de lentejas y espinacas.
  • Realizar ejercicio físico favorece la circulación del cuerpo. Por ejemplo, practicar yoga estimula la respiración y hace que tu piel, esté visiblemente más fresca.

Gimnasia facial: tonifica tus párpados y mejora las bolsas

En primer lugar, queremos señalar, que realizar ejercicios de gimnasia facial será muy efectivo sobre todo si las bolsas que reposan en nuestra mirada se deben a una acumulación de líquidos en la zona. De igual modo, realizar estos ejercicios no está de más y resultará beneficioso para atenuarlas, sea cual sea el motivo. Además, si realizas tus ejercicios diarios por las mañanas, te proporcionará una sensación muy refrescante y sobre todo, reparadora. ¡Toma nota!:

  • Apoya las yemas de los dedos sobre las sienes; enseguida, cierra con fuerza los párpados durante, al menos diez segundos. Repetiremos esta acción unas diez veces con cada ojo y tras finalizar el ejercicio, cerraremos ambos y relajaremos nuestro rostro durante diez minutos.
  • A continuación, para realizar este ejercicio de gimnasia facial, necesitarás extender sobre la zona, previamente, algún aceite o lubricante natural que facilite el movimiento. En primer lugar, coloca tus dedos en la zona del hueso orbital o cavidad ósea (es la zona que se encuentra justo debajo de las ojeras); ejerceremos con las yemas una suave y constante presión en este área, seguidamente, mientras continuamos ejerciendo presión, cerraremos firmemente los ojos y sentiremos como nuestros párpados se contraen. Mantendremos estas contracciones durante dos o tres segundos y las realizaremos en grupos de 25 unas dos o tres veces al día. Hay que tener en cuenta, al realizar este ejercicio, intentar no fruncir el ceño.

Tras unos meses realizando gimnasia facial, notarás una mejoría visible en la piel de alrededor de los ojos y los músculos de la zona, más tonificados.

Aplica frío en la zona 

Incluir en nuestra rutina de cuidados, aplicar frío en la zona del contorno, será una buena idea. Este aliado, ayudará a que la congestión de este área y la inflamación se reduzcan visiblemente, además de mejorar la circulación. Encontramos diferentes tips de belleza que recurren a este remedio desde diferentes vías:

  • Un truco infalible es guardar tu contorno de ojos habitual en el congelador, aumentando de este modo, su efecto descongestionante. Para una mayor sensación de frescor te recomendamos utilizar contornos que cuenten con roll-on, añadiendo un plus de alivio. ¡Así dará gusto empezar el día!.
  • Cuando la zona está muy inflamada, utilizar unas gafas de gel que proporcionen un efecto frío, es otra buena opción. Debemos guardar nuestro antifaz en el congelador, para utilizarlo en estos caso de «emergencia».
  • En el siguiente remedio casero, necesitarás un pañuelo que tengas por casa. Esta acción es sencilla y recomendada también, en casos de una notoria inflamación de la zona. Envolveremos un hielo con el pañuelo de tela y lo apoyaremos con cuidado, bajo la zona de nuestros ojos. La sensación de frío será directa y muy eficaz para reducir la inflamación de los vasos sanguíneos.
  • Otro sencillo truco es utilizar dos cucharas de metal, para reducir la inflamación. Obviamente, te estarás preguntando cómo debes utilizarlas; es muy sencillo. Debes introducirlas en el congelador y una vez que estén bien frías, colocarlas sobre la cuenca de tus ojos durante unos minutos. Notarás alivio de forma inmediata.

Dormir bocarriba

Sí, tal y como estás leyendo, la posición en la que descansamos también afecta en la formación de bolsas y ojeras. En este sentido, cuando dormimos bocabajo estamos agravando el problema; esto se debe a que entorpecemos, adoptando esta postura, la circulación de retorno. Para ello, continua con las anotaciones en tu libreta:

  • Duerme siempre con la cabeza un poco más elevada que el resto del cuerpo, utilizando una almohada que sea un poco más gruesa. Esta pequeña elevación, favorecerá que se inflamen menos los párpados y evitarás también, por lo tanto, la formación de bolsas y ojeras.

Un remedio de toda la vida: las gafas de pepino

trucos para quitar bolsas

Este remedio natural, quizás sea uno de los más conocidos popularmente, utilizar pepino en la zona del contorno de ojos. Su composición es un oasis para nuestra mirada, ya que contiene un grado muy alto de agua, además de vitamina E y aceites esenciales, entre otros. Si quieres mantener la zona del contorno bien protegida será un fantástico aliado, ya que además de hidratar y reducir la inflamación de la zona ayuda a combatir la sequedad y a calmar la piel.

  • Te recomendamos, que antes de cortar el pepino en rodajas, lo introduzcas en el congelador (¡cuidado! controla que se mantiene frío, pero sin llegar a congelarse); de este modo asegurarás que se encuentra en el estado óptimo, para disfrutar al máximo de sus beneficios. Enseguida, debemos enjuagarlo y cortaremos un par de rodajas. Con el rostro completamente limpio, colocaremos las rodajas de pepino en la zona de los ojos, durante unos 15 minutos. Recuerda, que si estas se van enfriando, debes cortar más rodajas e intercambiarlas.

Mantén alergias a raya

Otro aspecto a tener en cuenta son las alergias; los espacios poco aireados y con un polvo excesivo puede favorecer la inflamación de la zona. Te recomendamos, una limpieza exhaustiva de colchones, muebles, almohada y en general, del espacio donde descanses.

Un clásico: la infusión de manzanilla

La manzanilla, es una planta que cuenta con numerosas y excelentes propiedades. Respecto a nuestra particular batalla, nos ayudará en la lucha contra ojeras y bolsas gracias a su poder antiinflamatorio y calmante.

  • Para incorporar este remedio casero, de toda la vida, en tu rutina diaria, solo tendrás que calentar, en primer lugar, el agua donde incluiremos nuestra infusión de manzanilla. Una vez que el agua se enfríe, introduciremos dos discos de algodón, empapándolos bien. A continuación, colocaremos en nuestros ojos las esferas de algodón, impregnadas de manzanilla, y las dejaremos reposar en el área durante 15 minutos. Cuando finalicemos el proceso, limpiaremos profundamente los excedentes del rostro.

Los aceites, nuestros mejores aliados

En la actualidad, el uso de aceites en cosmética es todo un boom, por las beneficiosas y conocidas cualidades que sostienen.

aceites para eliminar bolsas

  • Es imprescindible que incorpores el aceite de almendras en tu rutina de cuidados, esta poderosa arma te ayudará en la batalla contra las bolsas, luchando ante el peligro con sus vitaminas A, B y E. Su rápida absorción, hace que sea indicado para la zona del contorno: además sus propiedades hidratantes y antioxidantes, penetran en la zona sin saturar, ni obstruir los poros. Su aplicación es muy sencilla; preferiblemente durante la noche, antes de dormir; colocaremos dos o tres gotitas sobre las yemas de los dedos y las extenderemos sobre el área (siempre desde dentro hacia afuera para alisar de forma natural el perímetro).

Además del aceite de almendras, te recomendamos, ampliar información con la lectura de estos artículos:

Remedios caseros

Para continuar sumando información acerca del tema, antes de despedirnos (por hoy), queremos proporcionarte una sencilla receta, que podrás realizar cómodamente desde casa, y ¡con ingredientes totalmente naturales!.

¡Adelante, manos a la obra!.

Tónico de manzanilla. Un remedio natural contra las bolsas

A estas alturas, ya sabrás de sobra que la manzanilla es un magnífico elixir para nuestra piel, por sus cualidades calmantes y antiinflamatorias. Pero, además, si añadimos a la mezcla pétalos de rosas, el cocktail de vitaminas será explosivo.

Qué ingredientes necesitas:

  • 6 pétalos de rosas
  • 1 vaso de agua (200 ml.)
  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (unos 30 gramos)

Elaboración:

  • Añade en una olla la cantidad de agua requerida; a continuación vierte los pétalos de rosas y las cucharadas de flores de manzanilla.
  • Tras llevarlo a ebullición, baja un poco el fuego, dejando que infusione durante 5 minutos más.
  • Una vez que haya reposado y enfriado, utiliza un colador para filtrar la sustancia obtenida.
  • En un frasco hermético vierte el líquido y consérvalo en la nevera (para potenciar con el frío el efecto descongestionante).

Aplicación:

  • Introduce dos discos de algodón en el interior del recipiente.
  • Una vez que estén bien impregnados del tónico, los colocaremos bajo nuestros ojos, realizando suaves masajes.
  • Cuando finalices la aplicación no es necesario enjuagar el rostro, de este modo lo dejaremos actuar.
  • Recuerda ser constante, aplicando todos los días el tónico, tanto por la mañana como por la noche.

manzanilla para quitar bolsas

Finalmente, puedes ampliar tus conocimientos sobre recetas caseras, solo haciendo click en los siguientes artículos:

Remedios caseros para cuidar el contorno de ojos.

Aprende a hacer un contorno de ojos casero. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *