Cuidar la mirada, es cuidar el alma.

Cuidar diariamente la zona del contorno de ojos con un producto específico, puede parecer a priori un gesto poco relevante, sin embargo, la mayoría hemos escuchado la afirmación: la mirada es el espejo del alma. Tras esta expresión, se esconde una verdad en mayúsculas, ya que tal y como decía Gustavo Adolfo Bécquer: «El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada.» Con la mirada, podemos comunicar perfectamente sin gesticular palabra, desarrollando esta capacidad tan maravillosa, el lenguaje no verbal. Por lo tanto, la importancia de cuidar esta zona del rostro, es sinónimo de cuidar nuestra mirada y por consecuencia, también estamos cuidando nuestros «espejos del alma». Estos espejos, también podrían ser unos grandes ventanales, que se abren al mundo desde nuestro rostro, siendo la zona alojada alrededor de los ojos, un músculo en constante movimiento. Cuando sonreímos, enfocamos la vista, parpadeamos… acumulamos movimiento que, traducido en años de experiencia, de lo vivido, en estas pequeñas zonas de piel tan fina y delicada, puede ocasionar (en algunas casos de forma prematura) la aparición de las temidas «patas de gallo».

Por otra parte, inicialmente, este tema puede crear algo de controversia ya que encontramos diferentes opiniones respecto a si es necesario el uso de este tipo de productos específicos o no, o que productos son más recomendables que otros; aprovechamos, de paso, para sugerirte algunas recomendaciones, sobre los mejores contornos de ojos. Desplegamos algunas razones que señalamos como relevantes y por las que subrayamos la importancia del uso de este tipo de productos específicos:

  • Con respecto al resto de nuestro rostro, la piel de los de ojos es, notablemente más fina (hasta diez veces más fina).
  • Contamos con menos glándulas sudoríparas en esta superficie: esto se traduce en debilidad, frente al resto de nuestro cuerpo.
  • Como hemos comentado anteriormente, los párpados se encuentran en constante movimiento; este movimiento constante afecta a las fibras de colágeno de la zona, que con el tiempo pierden firmeza con una mayor rapidez.

Por estos y otros motivos que desarrollamos a continuación, te invitamos a proteger esta zona del rostro, cuidarla y mimarla con especial esmero.

Cinco razones (de peso) por las que usar un contorno de ojos.

La sensibilidad, nuestro mayor enemigo.

La sensibilidad y la vulnerabilidad de esta zona del rostro, hace que se convierta en uno de los principales motivos por la que necesitas un contorno de ojos. Un producto específico para cuidar y proteger esta zona tan delicada, es prácticamente una necesidad, ya que la piel de este área tiene una característica especial: es mucho más fina y delicada que la del resto del rostro. Por este motivo, no es conveniente usar el mismo producto que diariamente extendemos sobre la piel de la cara, ya que la sensibilidad de la zona, exige que apliquemos formulaciones donde se refuerce la síntesis de elastina o aporten vitaminas, péptidos y extractos que aumenten la firmeza.

Objetivo: atacar las temidas «patas de gallo».

Las primeras arrugas de expresión, aparecen de forma natural en la zona del contorno de ojos, por ello es importante trabajar en este perímetro desde que surgen los primeros signos de la edad en nuestra piel. En la mayoría de los casos, la edad recomendada para empezar con el uso de este tipo de productos comprende desde los 20 hasta los 30 años. Durante esta etapa vital, usar un producto específico se convierte en un tratamiento clave para cubrir o mejorar ojeras, aportando luminosidad a la zona. Pasados los 30 años las necesidades, como todo en la vida, cambian, por ello combatir las primeras arrugas será nuestra prioridad; sin dejar de lado cubrir ojeras y buscar esa luz tan deseada que nos abandona conforme van pasando los años. Rozando los 40, también las necesidades son muy concretas, ya que a partir de esta etapa, la madurez se refleja en nuestro rostro con la aparición de bolsas y arrugas, por lo tanto, la prioridad será el uso de productos que ayuden a descongestionar y reafirmar nuestra piel.

Rejuvenece el rostro, alivia tu mirada.

El estrés, el cansancio junto con la falta de sueño puede denotar en nuestro rostro una sensación de agotamiento permanente. Ya que continuamos siendo incondicionalmente fans de la mirada como reflejo, como espejo del alma, incluir en tu rutina diaria el uso de productos con características más específicas es algo vital. Una razón (de peso), en este caso, no sería algo exclusivamente físico, por ejemplo, problemas como la hinchazón, congestión o sequedad en esta zona del rostro pueden derivar en molestias severas, que repercuten en nuestro día a día.

Refuerza tu contorno de ojos.

Proteger este área es fundamental ya que la piel del contorno de ojos es hasta diez veces más fina. Formulaciones con retinol, elastina y compuestos antioxidantes potenciarán el efecto antiaging, es decir, retrasando los efectos de la edad, el envejecimiento de las células y combatiendo los radicales libres.

El poder del ácido hialurónico. 

En nuestra búsqueda del rejuvenecimiento, de la frescura que aporta una mirada luminosa, encontramos en el camino el poderoso ácido hialurónico. Un componente esencial, que mejorará visiblemente nuestra piel actuando como soporte de las fibras de elastina y del colágeno. Si tu meta es mantener el área bien hidratada y firme, utilizar productos con este componente será siempre un buen aliado.

Luce una mirada natural.

Incluir en nuestra rutina diaria productos cosméticos formulados con componentes naturales, se ha convertido actualmente en algo imprescindible por varias razones. Desde sostenibilidad hasta conseguir llevar un estilo de vida más saludable o simplemente reivindicar una vuelta de lo natural, integrándolo definitivamente en nuestro día a día.

ingredientes naturales contorno de ojos

A continuación incluimos diferentes artículos que reivindican y profundizan en esta vuelta a lo natural:

Elige el producto adecuado. 

En primer lugar, es muy importante analizar que tipo de producto es el adecuado. Este tipo de análisis, personal o con ayuda de un profesional, lo realizaremos en función de diferentes aspectos, tales como la edad, el tipo de piel o simplemente necesidades que queramos cubrir: primeras arrugas, aparición de ojeras o bolsas, sequedad en la zona…recurriendo en este caso a los denominados contornos tratantes, pero no nos adelantemos. Paso a paso, desplegamos diferentes grupos o tipologías que estamos seguros, te servirán de gran ayuda:

Que tipo de producto uso si…

Tengo las primeras arrugas.

Para atajar desde primera instancia la aparición de las primeras arrugas de expresión es necesario, ser constante e integrar en nuestra rutina beauty contornos hidratantes que atenúen esas primeras líneas, surcos, con el fin de que no adquieran profundidad.

Tengo ya arrugas pronunciadas.

Principios activos (para hidratar en profundidad) y efecto lifting (para ayudar a tensar la piel) serán dos conceptos que te acompañarán en esta etapa. Necesitarás productos más potentes que te ayuden a rellenar arrugas y sobre todo, reafirmar.

Tengo ojeras y bolsas.

Usar un producto antinflamatorio y descongestionante en este caso será lo más adecuado, ya que ayudará a mejorar, activar la micro circulación de la zona del contorno y por lo tanto, la inflamación también se reducirá visiblemente.

Si necesitas ampliar información sobre este tema, te recomendamos los siguientes enlaces:

Necesito un tratamiento específico.

En este apartado destacamos aspectos como descongestionante, aclarantes… esos conceptos, que en algunas ocasiones pueden parecernos poco frecuentes, en realidad cuentan con un fin muy sencillo: desde fórmulas muy completas que contienen potentes ingredientes, encontramos contornos tratantes, con un uso concreto, específico. Cada vez está más extendido el uso de formulaciones que contienen todos estos beneficios en un solo producto, es recomendable usarlos, principalmente, en casos que sean necesarios.

Texturas y formatos.

Desde geles hasta fluidos o cremas, encontraremos en el mercado distintas texturas que, en la mayoría de los casos también se encuentran directamente relacionadas con el uso. En este sentido, para descongestionar, resultarán más eficaces texturas tipo gel, ya que además, podrás aumentar la efectividad guardando el producto en la nevera (con este pequeño beauty tip, no solo potenciarás los beneficios del producto, sino que también notarás un alivio inmediato al extenderlo sobre la superficie). Continuamos con la cremosidad de fluidos y cremas, que suelen ser normalmente contornos hidratantes y antiarrugas; esta textura añade un plus de elasticidad, de nutrición.

Cómo aplicarlo. 

Aplicar de forma correcta el producto elegido, multiplicará sus beneficios. Además de los pasos que detallamos a continuación, también te proponemos el siguiente enlace con una información más extensa sobre cómo aplicar el contorno de ojos.

aplicar contorno ojos

    1. En primer lugar, es fundamental elegir un producto que se adecue a tus necesidades personales y a tu tipo de piel. Una vez elegido el adecuado, el siguiente paso será la constancia diaria ya que es la clave para añadir un plus de efectividad.
    2. El momento ideal para utilizarlo siempre será tras lavar previamente el rostro y justo antes de aplicar tu crema hidratante habitual.
    3. La cantidad, también es importante, ya que menos siempre es más. Utilizando muy poca cantidad de producto lo extenderemos alrededor del hueso que limita la cavidad ocular. Esto se traduce en que tenemos que aplicarlo por la zona de las ojeras, pero ¡toma nota! también es importante aplicarlo encima de la ceja.
    4. Finalmente señalar que la aplicación del producto siempre se hará con suavidad, teniendo en cuenta lo delicada que es este área, siempre con pequeños toques y como siempre, cuidándonos con mucho mimo.

Si te ha encantado este artículo, también te recomendamos

Aprende a hacer un contorno de ojos casero

Cómo cuidar el contorno de ojos

Cómo solucionar los problemas del contorno de ojos 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *