En numerosas ocasiones, habrás leído muchos artículos en los que se habla de la sensibilidad que acumula la zona del rostro denominada contorno de ojos. Y…sí, podemos afirmar que la mayoría de esos artículos están en lo cierto, la fragilidad de este área se refleja visiblemente, ya que contamos con una piel hasta diez veces más fina que en el resto de nuestro rostro.

Cuida el contorno de tus ojos.

Por ello, te invitamos en este artículo a mostrarte, no solo en la importancia, el cuidado, que requiere la superficie del contorno de los ojos, utilizando productos específicos sino que dedicamos especial atención a cómo aplicarlos e incorporar en tus rituales diarios, ciertos ejercicios que suman beneficios para tu salud.

piel fina contorno de ojos

* La piel del contorno de los ojos, es extremadamente fina, delgada como las alas de una mariposa.

Aspectos fisiológicos.

La delicadeza es uno de los motivos por los que requiere unos cuidados especiales, aunque obviamente no es el único. Frente a la vulnerabilidad, entendiendo vulnerable como incapacidad para auto-protegerse, necesitamos la ayuda de agentes externos, como sería en este caso nuestro salvador, el contorno de ojos (sí, volvemos a reclamar como muy necesario el uso de este tipo de productos específicos).

Pero no nos desviemos del tema que nos ocupa, el caso es que además de la sensibilidad o la piel fina, también hay que sumar a todas estas «debilidades» que en la zona del contorno brilla por su escasez, la falta de concentración de sustancias muy necesarias como son el colágeno, la elastina o las glándulas sebáceas.

Todos estos aspectos, no es para nada algo poco fiable o alejado de ser objetivo, sino que se trata de características fisiológicas, es decir, que son propiedades de nuestro organismo, de nuestro cuerpo.

A continuación, ampliando estos aspectos, te recomendamos los siguientes artículos:

Aspectos externos.

Aparte de estas propiedades fisiológicas también queremos hacer un pequeño apunte y matizar que, también los agentes externos atacan a la zona, agudizando aún más esta necesidad de la que hablamos: proteger el contorno de nuestros ojos especialmente.

Cuando hablamos de agentes externos nos referimos, entre otros, a la falta de sueño o el estrés. Este último, el estrés, tiene una consecuencias francamente negativas en muchos aspectos de nuestra vida, pero en nuestra mirada se traduce, por ejemplo, en arrugas prematuras, frutos indeseados que adelantan futuros signos de envejecimiento.

Pero, ¿qué es exactamente un contorno de ojos?.

En primer lugar, antes de comenzar con los pasos a seguir para aplicar nuestro producto elegido, debemos entender que un contorno no es un corrector, ni un antiojeras. Aprovechamos, para recomendarte artículos específicos sobre cómo quitar las ojeras o cómo solucionar los problemas del contorno de ojos.

Para continuar, explicarte que por lo tanto, usar contorno de ojos no va de la mano con un efecto «inmediato», por lo que no sirve de primeras para camuflar, cubrir rojeces, manchas, granitos o simplemente tapar directamente nuestras ojeras diarias.

Por el contrario, su composición, contiene el tratamiento adecuado, composiciones especialmente formuladas para mejorar progresivamente el área comprendida, de esta expresiva zona del rostro. A medida que, seamos constantes e incluyamos este tipo de productos en nuestros cuidados diarios, los beneficios se irán multiplicando y haciendo visibles con el paso de los días.

Elige bien el producto adecuado.

En el mercado existen numerosos productos que pueden adaptarse a unas u otras necesidades, sin embargo te recomendamos encarecidamente que priorices dos aspectos a tener muy cuenta:

Por un lado definir bien cual es tu tipo de piel (siempre con la ayuda de un profesional) y por otra parte, siempre será también muy importante elegir un producto que personalmente te atraiga por su formato, características o textura, ya que de este modo será mucho más sencillo que lo incorpores de una forma habitual en tu rutina diaria.

Los siguiente enlaces, atienden de forma especial y detallada a:

Cómo cuidar el contorno de ojos. 

Cómo quitar las bolsas del contorno de ojos.

Componentes top.

componentes top contorno de ojos

Por otra parte, antes de elegir un producto u otro consideramos relevante desglosar, citar ciertos componentes top que nos ayudaran a decantarnos por el contorno en mayúsculas, por el «elegido». Destacamos los siguientes:

  • Cobiolift 

Es un azúcar 100 % natural que se extrae de las semillas de la quinoa.  Este componente atenúa la contracción muscular, relaja el músculo y reduce hasta un 47 % la profundidad de las arrugas en el rostro.

  • Cocktail ácido hialurónico

Este cocktail está formado por hialurónico de bajo peso molecular. Se trata de un potente antiaging que proporciona a la piel una acción reestructurante e hidratante inmediata.

  • Fucogel

Sus amplias propiedades humectantes hacen que el efecto de hidratación se prolongue, con un notable efecto de suavidad al tacto.

  • Alantoína 

Su principal característica es que cuenta con una capacidad extraordinaria para regenerar y mejorar la elasticidad de la piel.

  • Phytocelltec Malus Domestica (Células Madres de Manzana)

La mezcla de estos dos ingredientes da como resultado un efecto acumulativo de aminoácidos, factores de crecimiento y péptidos de cobre. Aparte, como plus, el colágeno disminuye la pérdida de agua y por lo tanto, mejorando la flexibilidad de la piel.

  • Hidrolizado de colágeno 

Muestra una excelente compatibilidad entre la piel y la membrana mucosa. En las preparaciones cosméticas para la piel, se puede aplicar, mejorando las características dermatológicas.

Psss… si quieres continuar ampliando conocimientos sobre componentes, clica el siguiente artículo: cómo eliminar las ojeras con ácido hialurónico.

Cómo aplicar el contorno de ojos.

Existen varias formas adecuadas, para aplicar el producto elegido. Cuando hablamos de cómo aplicar, en realidad y como habrás leído en numerosos artículos, no podemos centrarnos exclusivamente en la forma de extender el contorno sin más.

Su aplicación, implica realizar una serie de pasos que siempre acompañan a estos productos de cuidados más específicos. Pero tus ojos se merecen esto y mucho más, por lo que mantener una rutina constante a diario hará que tu mirada no solo reluzca de cara a los demás sino que también producirá una necesaria sensación de bienestar interna.

Saca tiempo, prepara tu rutina de cuidados diarios.

Pero ¡ojo!, no queremos asustarte, ya que sabemos la respuesta ante lo que implica detenerse y «sacar tiempo» en nuestro frenético día a día: «imposible…no tengo tiempo…» Pero, tranquilidad, despacito y con buena letra. En primer lugar te proponemos que vayas incorporando esta serie de pasos poco a poco, ya que una vez logremos interiorizar el proceso, será algo habitual que practicaremos, sin reparar en ello.

Aunque, obviamente, necesitaremos ir abriendo este pequeño paréntesis para iniciarnos en estos cuidados, tanto en nuestra ajetreada mañana, como al final del día, por la noche. Ambos momentos serán cruciales para aplicar el contorno adecuado, ese que va a cubrir tus requeridas necesidades.

Sin embargo, no solo será relevante la frecuencia con la que aplicaras el producto, sino que también hay que tener muy en cuenta pasos importantes que explicamos detalladamente a continuación como: una limpieza previa del rostro para su correcta aplicación, la cantidad que necesitaremos del fluido y también, relevante por supuesto, la forma de aplicarlo.

Limpieza.

Antes de comenzar cualquier rutina beauty es muy importante seguir unos pasos previos de limpieza. Por lo tanto, muy necesario, antes de aplicar el contorno de ojos elegido, retiraremos suavemente con un producto específico la suciedad y los restos de maquillaje.

Realizar una buena limpieza del rostro, además de ayudarnos a eliminar impurezas y lucir un aspecto más saludable, nos garantizará que la piel estará mucho más receptiva para absorber de un modo correcto el producto específico que deseemos aplicar.

Pequeños consejos de limpieza: la sauna facial.

Si deseamos completar aún más esta acción de limpieza previa, te aconsejamos dedicarte tiempo y realizar en casa una «sauna facial».

Para ello solo necesitarás colocar una bolsa de té manzanilla en un plato hondo, que contenga un litro de agua hirviendo; a continuación deja que tu rostro empape todos esos vapores colocándolo a la distancia correcta. Este gesto te ayudará a abrir los poros, retirar espinillas y puntos negros.

Además de este ritual de belleza casero, puedes encontrar en los siguientes enlaces otros remedios naturales que puedes realizar tú mismo:

Cantidad.

cantidad contorno de ojos

* La cantidad recomendada de contorno de ojos es equiparable a un pequeño grano de arroz. 

Una buena noticia respecto a la aplicación de este tipo de productos es que no es necesario usar grandes cantidades para lograr los resultados esperados. De hecho, siempre seguiremos el lema de menos es más aplicando sobre nuestro dedo índice una pequeña gota del fluido (como un grano de arroz).

En caso de que el formato del contorno requiera introducir los dedos en su interior, una vez más el aspecto de la higiene y la limpieza es fundamental, ya que recomendamos no introducirlos directamente en el interior del tarro para evitar contaminar el contenido.

Un pequeño beauty tip, es utilizar una espátula de madera que tras su uso, limpiemos y así poder usarla en las próximas aplicaciones.

Aplicación.

Dependiendo del formato que disponga nuestro producto específico escogido, siempre, utilizaremos pequeñas gotas; por ejemplo, un buen número sería colocar tres gotas en la parte inferior de nuestros ojos, buscando como referencia la zona donde palpes hueso orbital.

Tras aplicar esta pequeña cantidad de producto, toca aplicar de forma correcta; es muy importante tener en cuenta el sentido en el que se extiende. Respecto a este gesto, existen diversas opiniones al respecto: aplicarlo en el sentido contrario de las arrugas, en sentido favorable…en este artículo, te recomendamos que lo realices siempre de la forma que os sintáis más cómodas y cómodos, pero preferimos extenderlo con pequeños toquecitos (protegiendo, respetando al máximo la sensibilidad de la zona) y siguiendo la lógica del sentido.

Con esto nos referimos a extender el producto desde el lagrimal hasta hacia el exterior, continuando el sentido del contorno del ojo. De esta forma, fomentarás que las arrugas no continúen estirándose.

Frecuencia.

Recuerda que, como en todas las rutinas diarias de cuidados personales es importante ser metódico y constante, dato importante y a tener siempre en cuenta. Un paso más para incluir y finalizar este listado será el número de veces que debemos aplicar el contorno, lo ideal en este caso sería aplicarlo todos los días, con una frecuencia de dos veces: una aplicación por la mañana y otra por la noche.

Mantén tu mirada en forma.

ejercicios contorno de ojos

Como ya hemos desarrollado a lo largo de este artículo, es fundamental proteger la zona que orbita en torno a la cuenca de los ojos por su ya comentadas, características especiales.

Sin embargo, además de promover el uso de los necesarios productos específicos, como en este caso encontramos el contorno de ojos, nos gustaría también proponerte una serie de ejercicios de gimnasia ocular que, además de relajar la zona de tus ojos (y relajarte también por completo), conseguirás por otra parte, activar y estimular la circulación de este delicada área.

Además, te encantará saber que, practicar ejercicios con tu mirada no solo fortalece la piel que rodea el contorno de ojos sino que previene también de futuras arrugas. En cuanto al momento, puedes empezar desde hoy mismo, realizando los siguientes pasos que te proponemos (a cualquier hora del día), aunque lo más efectivo es practicarlos por las mañanas, cuando los ojos están más relajados.

Entones ¿porque dejar para mañana lo que puedes hacer hoy?. ¡Apúntate a la gimnasia ocular!.

  • Utilizando el dedo pulgar junto con el dedo índice imitaremos la forma de unas gafas, colocándolos de este divertido modo alrededor de los ojos.
  • Hacia arriba y hacia abajo, estira la piel del contorno de ojos, siempre con movimientos suaves.
  • Parpadea, aproximadamente unas 20 veces, mientras ejerces una pequeña y suave resistencia, apretando con tus dedos.
  • Cierra los ojos; aplica unos delicados golpecitos; vuelve a cerra los ojos.
  • Presiona la zona del lagrimal, al menos unos tres segundos con el dedo corazón.
  • Utilizando las yemas de los dedos, realiza dos círculos alrededor de los ojos; siempre con ligeros toquecitos sobre la superficie de la piel.
  • Finalmente, tapa los ojos con las palmas de tus manos, adoptando una posición cóncava. Enseguida, abre los ojos en la oscuridad. Realizar este ejercicio, relajará y dará frescor inmediato a tus ojos.

 

Si te ha gustado el artículo, te sugerimos también las siguientes recomendaciones:

Aceite de jojoba para el contorno de ojos. 

Manteca de karité para el contorno de ojos. 

Los mejores aceites para el contorno de ojos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *