crema nezeni

Mi review de la crema Antiage Nezeni Cosmetics

Antiarrugas

crema nezeniLos estragos que la edad causa en nuestra piel es algo que nos preocupa a todas -¡y a todos!-, por eso, somos muchos quienes acudimos a la cosmética con la intención de reducir las arrugas y lucir una piel más joven.

Para que puedas conseguirlo, te traigo esta reseña de la crema Antiage de Nezeni Cosmetics.

Esta interesante marca española se ha ganado un hueco en mi corazón gracias a que sus ingredientes naturales cuidan mi cutis sin irritarlo.

Desde que la descubrí, estoy intentando probar todos sus productos y, en esta ocasión le ha llegado el turno a esta crema perfecta para hidratar y rejuvenecer el rostro, de manera que vuelva a brillar como antes.

Si quieres saber cuáles son todos sus beneficios y qué tal me ha funcionado a mí su efecto botox, solo tienes que seguir leyendo.

Además, en los siguientes párrafos también te daré algunos consejos que me han sido muy útiles a la hora de aplicar estos productos y, en general, de cuidar mi dermis como se merece.

Lo fundamental: su potente fórmula activa

Algo importantísimo en cualquier producto es su composición, los ingredientes que la forman.

Y, como ya te he adelantado, en este caso, no podrías estar en mejores manos, pues su fórmula activa cuenta con pocos ingredientes, pero todos son naturales y eficaces, pues se encuentran en grandes cantidades.

Entre ellos encontramos los siguientes:

  • Ácido hialurónico: El ingrediente más importante debido a sus múltiples propiedades. Una molécula que, para empezar, estimula la renovación de la epidermis y reduce el estrés oxidativo. Aunque, sobre todo, hidrata la piel a fondo, hasta en las capas más profundas, donde también rellena las líneas de expresión.
  • Cobiolift: Este innovador tensor natural también mejora la hidratación cutánea gracias a que desarrolla una capa protectora que sirve para retener el agua. Como consecuencia, es capaz de reducir en un 47% la profundidad de las arrugas.
  • Dragon’s Blood: Se trata de un extracto hidroglicólico que proviene de la resina del árbol amazónico Croton lechleri. Entre sus diversos beneficios encontramos la mejora de la actividad cicatrizante, sus propiedades como antiinflamatorio, la estimulación de la síntesis de genes de detoxificación celular y que promueve la propia producción de colágeno.
  • Betaine: Un humectante y anti-irritante que disminuye las arrugas, proporciona una sensación sedosa e hidrata sin dejar pegajosidad residual.
  • Fucogel: Este polisacárido rico en fructosa proporciona una hidratación inmediata que encima se mantiene a largo plazo.
  • Glicerina: Es muy útil porque previene el envejecimiento prematuro de la piel gracias a que cuenta con una alta concentración de vitaminas. Además, tiene efecto humectante y alisa, y suaviza la dermis.
  • Vitamina E: Famosa por tratarse de un potente conservante natural con altas propiedades antioxidantes y calmantes en la piel, también actúa como un agente regenerador que rejuvenece el cutis.

Por si esto fuera poco, la fórmula no incluye parabenos ni irritantes, por lo que es ideal para las pieles más sensibles.

Os aseguro que alguien como yo que está acostumbrada a las constantes reacciones alérgicas no ha tenido ningún problema -ni una rojez, ni un picorcillo, ¡nada!- con este producto.

Encima, apenas incluye conservantes añadidos. Y esto tiene dos beneficios principales.

El primero: evitar el peligroso efecto combinado, que es la acumulación en tu piel de ingredientes nocivos que provienen de los distintos cosméticos que has usado a lo largo del tiempo. Y el segundo es que hace que su fecha de caducidad con el bote cerrado sea sólo de dos años.

Aprende a utilizar esta crema de manera eficaz

aplicacion crema

Pasemos al siguiente paso: el modo de empleo.

En realidad, no hay demasiado que explicar, pues la manera de actuar suele ser la habitual en estos casos. Pero, de todas formas, vayamos punto por punto.

De entrada, lo primero que tienes que hacer es dejar el rostro y el cuello bien limpios. Emplea agua templada (o incluso fría, para reactivar el riego sanguíneo) y no frotes con la toalla, ya que podrías hacerte daño.

Con esto listo, extrae unas gotitas de producto con su dispensador. Échalas directamente en tu mano y, a continuación, extiende la crema por la zona. Hazlo mediante masajes circulares, pero sin ejercer demasiada presión en la piel.

Como su textura es súper agradable y deja sensación de suavidad tras su uso, la experiencia resulta muy refrescante.

Encima, su aroma es tan suave que no es nada molesto. Y, como se absorbe súper rápido, en seguida puedes seguir con el resto de tu rutina y proceder a maquillarte si quieres.

Otra cosa que me encanta es que no deja sensación grasa ni esos molestos brillos que encontramos en otros productos similares.

Respecto a la frecuencia, tienes que ser constante con el uso del producto y aplicarlo todos los días. Solo así notarás de verdad sus efectos.

Además, lo recomendable es usarla tanto por la mañana antes de salir de casa como por las noches, una vez hayas vuelto y te dispongas a descansar.

Todo lo que debes saber. ¿Merece la pena?

En un primer momento me llamó la atención que se promocionara con una crema de efecto botox. Reconozco que soy muy escéptica con estas cosas, pero de todas formas me decidí a darle una oportunidad. Y no me arrepiento.

Cada vez que siento lo sedosa que está mi cara ahora, me digo que ha merecido la pena.

Tras unos meses usando el producto, he notado cómo mi piel irritada y envejecida ha ganado firmeza y luminosidad. Además, es cierto que rellena las líneas de expresión, pues ahora mis arrugas han quedado mucho más suavizadas.

Y, como si no esto no fuera suficiente, ha quedado bien hidratada, así que no se me ha cuarteado ni con el frío terrible que ha hecho estos días.

Pero, más allá de sus increíbles efectos, me gusta el embalaje en el que viene. Personalmente me gusta que sea sencillo y que los únicos colores que encontremos sean blanco y rojo, lo encuentro elegante y, sobre todo, bonito. Aunque, obviando la estética, lo mejor es que es súper práctico.

Cuenta con un dosificador que evita el desperdicio del producto y que, además, impide que contamines la crema con tus manos. Asimismo, al ser un bote opaco, hace que la fórmula quede más protegida y no se vea expuesta a los factores externos. ¡Todo ventajas!

Por último, hablemos de un tema esencial: el dinero que nos vamos a dejar en ella. En mi caso siempre me cuesta desembolsar grandes cantidades si no estoy segura de que el producto en cuestión me vaya a funcionar. Pero, en el caso de Nezeni, tengo plena confianza en ellos.

Además, aunque la crema ronde los 45€, como sus 50ml duran mucho y sus resultados son impresionantes, de verdad creo que tiene una buena relación calidad/precio.

Eso sí, ten en mente que solo podrás hacerte con ella por Internet, desde su página web, o en Amazon. Es la mayor pega que le puedo poner, aunque a estas alturas de siglo, las compras online se han convertido en un habitual en nuestras vidas. Al menos en la mía. Por eso, me parece que es una pequeña molestia por la que merece la pena pasar.

Da con la crema antiarrugas ideal para ti

Una vez ya te he dicho todo lo que tenía que contar de la maravillosa crema de Nezeni Cosmetics, me voy a parar a hablarte en general de estos productos antiarrugas, para que descubras todos sus beneficios y valores qué producto se podría adaptar mejor a tus necesidades.

De entrada tienes que conocer algo tan básico como cuál es tu tipo de piel.

No es lo mismo si sufres de exceso de grasa que si, por el contrario, tu dermis está muy seca. Habrá ingredientes que funcionen mejor en un caso que en otro.

Precisamente los componentes son el aspecto fundamental en el que debes fijarte, pues lo conveniente es que no incluyan componentes nocivos o irritantes. Es decir, que cuanto más naturales sean, mejor que mejor.

Y aprende a cuidar tu piel para mantenerla joven

Por mucho que el uso de cosméticos específicos sea muy importante a la hora de mantener en buen estado tu rostro y luchar contra las señales del envejecimiento, es importante que te cuides de otras maneras para aumentar y mantener estos efectos.

Por ejemplo, si llevas una alimentación sana, haces algo de deporte y, sobre todo, vigilas que tengas una correcta hidratación -que es clave a la hora de que la piel conserve su flexibilidad-, verás como tanto tu piel como tú os encontráis mucho mejor.

Además, debes cuidar el rostro de otras maneras, limpiándolo a fondo y evitando usar productos que sean agresivos en él.

Mi consejo personal es que optes por cosméticos naturales que no contengan parabenos. Así, evitarás problemas como irritaciones o que se enrojezca la zona.

Antes de terminar, solo me queda hacer énfasis en lo importante que es cuidar la piel desde una edad temprana.

Es posible que si eres joven te pienses que es demasiado pronto para vigilar las arrugas, Pero no es así. A partir de los 25, ya es un buen momento para comenzar a tratarlas, de manera que las tengas a raya.

Cuando llegues a los 40, es posible que necesites reajustar tu crema, así que aquí tienes las mejores opciones antiarrugas. ¿Estás en cincuentena y todavía no has encontrado tu producto ideal? Pues echa un vistazo a las mejores opciones antiedad a los 50. Y con 60, te recomendamos estas opciones.

De una manera u otra, y sea cual sea tu tipo de piel, mi apuesta siempre va a ser la crema antiage de Nezeni Cosmetics, como recomiendo en las mejores cremas antiarrugas del mercado, ya que con su fórmula apta para todas las personas lograrás darle a tu cutis la hidratación que necesita y el cuidado que mejor frenará esas señales del envejecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *