¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo? Si te surge esta duda constantemente y no sabes distinguir entre un paso y otro, no te preocupes, aquí te contamos todo lo que necesitas saber para que estas rutinas de cuidado facial no tengan ningún secreto para ti.

La limpieza facial es un gesto imprescindible que nunca te debes saltar si quieres tener una piel sana, joven y radiante. Si no limpias el rostro a diario, por la mañana y por la noche, las impurezas se acumulan en los poros y los obstruyen provocando la aparición de granos y espinillas.

Y no solo eso. No limpiar la piel a diario acelera el envejecimiento cutáneo y provoca la aparición de las arrugas. Y si a esto le unimos que la tez se vuelve más apagada y cetrina, ya tienes motivos más que suficientes para dejar a un lado las excusas y dejar el rostro impoluto.

Si no sabes cómo hacerlo, qué productos usar y, sobre todo, no tienes claro cuál es la diferencia entre limpiar y desmaquillar, te invitamos a que leas este post en el que te lo explicamos con todo detalle.

Limpiar y desmaquillar: ¿Es lo mismo?

No, en absoluto. Aunque en ambos casos de lo que se trata es de dejar la piel limpia y libre de impurezas, lo cierto es que son dos conceptos distintos que, eso sí, se complementan perfectamente entre sí.

Por la mañana, al levantarte es importante que limpies el rostro para retirar las toxinas y la grasa que la epidermis expulsa durante su proceso de renovación nocturno; y por la noche, es fundamental que elimines el maquillaje con un desmaquillante y, después, uses un limpiador para retirar los restos que queden.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre limpiar y desmaquillar?

La principal diferencia es que la limpieza tiene la función principal de eliminar la suciedad, las impurezas, el exceso de grasa y las bacterias.

Sin embargo, al desmaquillar sólo estás eliminando el maquillaje. Si quieres conseguir una limpieza más profunda antes de irte a dormir, necesitarás combinar dos productos.

No te pierdas nuestra guía sobre cómo desmaquillar el cutis correctamente.

Y hablando de productos, esta es otra de las principales diferencias. Por lo general, hay que usar un desmaquillante para retirar el maquillaje y un limpiador, sea cual sea la textura, para eliminar la suciedad.

Y decimos generalmente porque, hoy en día, existen productos todo en 1 que realizan ambas funciones y que aún van más allá: también hidratan, tonifican y calman los signos de la sensibilidad.

Eso sí, aunque no dudamos de su eficacia, seguimos estando totalmente a favor de la doble limpieza facial que tanto aman las coreanas. Si ellas lucen una piel tan radiante y estupenda, por algo será, ¿no crees?

¿Se puede limpiar o desmaquillar única y exclusivamente?

Depende. Por ejemplo, por las mañanas, al despertar es suficiente con usar un limpiador. En este caso, también puedes recurrir a la doble limpieza facial, pero no es necesario que uses un desmaquillante.

Y por la noche ocurre lo mismo. Si no te has maquillado, bastará con que uses solo un producto de limpieza facial. Sin embargo, si has usado maquillaje durante el día, sí que es fundamental que uses primero un desmaquillante para reblandecerlo y eliminarlo y, a continuación, limpies el rostro en profundidad con otro producto específico.

¿Qué productos se recomiendan?

Limpiar

Gel o jabón

jabon

Sigue siendo un básico para la limpieza facial. El gel o jabón limpiador es perfecto sobre todo para las pieles mixtas a grasas.

Si tienes la piel seca y eliges esta opción, asegúrate de que no reseque en exceso; y si tu problema es la sensibilidad, busca siempre productos elaborados con ingredientes naturales y libres de sulfatos y otras sustancias irritantes.

Si te encanta aclarar el rostro, después de limpiarlo, no lo dudes: esta es tu mejor alternativa.

Loción

Es la preferida por las pieles sensibles. Tiene una textura cremosa, pero ligera. Ayuda a retirar las impurezas, la suciedad y la contaminación con suavidad. Por lo general, contiene ingredientes hidratantes y emolientes que nutren, suavizan y calman la epidermis.

Se aplica con la ayuda de los dedos y se puede retirar con agua o con la ayuda de un disco de algodón.

Mousse

Es una de las texturas más recomendadas para el cuidado de la piel sensible. Ayuda a eliminar la suciedad, la grasa y las impurezas con suavidad y deja una sensación muy agradable y refrescante.

Los limpiadores en mousse se han convertido en toda una tendencia que va ganado adeptos por momentos.

Desmaquillar

Aceite

aceite

Es uno de los productos más eficaces para desmaquillar el rostro y el primer paso de toda buena doble limpieza facial que se precie. El aceite ayuda a reblandecer el maquillaje, incluso el waterproof, para que puedas eliminarlo más fácilmente.

Si no te gusta el aceite, también puedes optar por otros productos con base oleosa como la manteca o el bálsamo desmaquillante.

No te pierdas: Aceite de coco para desmaquillar ¿funciona?

Leche

La leche es otro de los clásicos para eliminar el maquillaje y es la mejor opción si tienes la piel seca. Contiene ingredientes que hidratan y nutren la piel en profundidad a la vez que retiran los cosméticos con suavidad.

Se puede aplicar con los dedos y retirarlo con la ayuda de un algodón o con agua, como en el caso de la loción.

Prueba estas versiones caseras, ¡te encantarán!

Toallitas desmaquillantes

No son la mejor opción, pero son muy socorridas y te pueden sacar de un apuro. Las toallitas desmaquillantes ayudan a eliminar los productos con los que te maquillas, pero son bastante agresivas y pueden arrastrar los lípidos que forman la superficie cutánea.

Por eso, es importante que no las uses a diario y que las reserves sólo para esos momentos puntuales en lo que no tienes más remedio que utilizarlas.

Agua Micelar

Se ha convertido en uno de los productos más vendidos y no es para menos. Parte de su éxito se debe a que este tipo de productos todo en 1 son muy completos y, además de desmaquillar, también limpian, hidratan, tonifican y calman.

El agua micelar contiene micelas, un conjunto de moléculas que atrapan y eliminan el maquillaje y las impurezas con suavidad. De ahí que esté especialmente indicada para tez sensible. Aquí tienes las mejores opciones.

Te gustará: Los mejores desmaquillantes del momento

Y hasta aquí nuestro post. Esperamos que te haya resultado muy útil para responder a la pregunta de si limpiar y desmaquillar es lo mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *