acne aloe veraAl contrario de lo que mucha gente cree, el acné no es una afección cutánea exclusiva de los más jóvenes, puesto que puede aparecer a cualquier edad. Y si este es tu caso o el de alguien cercano, el artículo de hoy te interesa porque ¡te presento las mejores utilidades del aloe vera para el acné!

El acné es una condición de la piel que afecta a muchas personas independientemente de su edad y sexo, aunque según las estadísticas 3 de cada 4 adolescentes que corresponde al 10% de la ciudadanía española la sufren y pese a que es difícil lidiar con este problema, existen ciertos remedios naturales para controlarlo.

El aloe vera, también conocido como sábila, es un ingrediente muy famoso, sobre todo por sus propiedades antiarrugas e hidratantes, y no solo a nivel de belleza, también para la salud.

De hecho, no es extraño encontrar este componente natural tan venerado en las composiciones de jabones, cremas faciales y corporales, protectores solares, así como champús y otros productos capilares.

Pero… ¿Sabías que también es genial para tratar los signos del molesto acné?

Así es, el jugo que se extrae del interior de esta preciada planta posee activos muy beneficiosos que ayudan en gran medida a disminuir la hinchazón, el enrojecimiento, la inflamación, las antiestéticas espinillas y todas las demás señales asociadas al acné.

¿Quieres descubrir cómo? Pues ¡Presta atención a la valiosa información que te brindo, a continuación!

¿Qué es el acné y cuáles son sus causas?

El acné es una enfermedad cutánea muy conocida y que acarrea consecuencias en temas de estética, pero a pesar de no representar un problema de salud grave, asimismo puede llegar a dejar cicatrices y ser crónica en determinados casos.

Estamos hablando de una fastidiosa condición de la dermis que se caracteriza principalmente por la aparición de diminutos granos o espinillas, formadas en su mayoría a raíz de células muertas, sebo y otros deshechos derivados de la grasa.

Dichos forúnculos surgen habitualmente en la espalda y en el rostro, pese a que también pueden manifestarse en otras áreas corporales como los brazos, el cuello y otras partes del cuerpo.

La suerte es que el acné raramente ocasiona dolor, a excepción de que el poro obstruido se infecte y genere una complicación más severa, en estos casos se aconseja acudir al dermatólogo para evitar problemas mayores.

El principal motivo de su aparición es un desequilibrio en la actividad de las denominadas glándulas sebáceas, ya que están directamente ligadas con los folículos pilosos instalados debajo de la epidermis.

Y aunque no existen unas causas claras, la predisposición genética y los cambios hormonales debido al desarrollo sexual tienen mucho que ver. De ahí que se dé mayoritariamente en la adolescencia.

¿Qué beneficios aporta el aloe vera para el acné?

aloe vera

Múltiples estudios han dictaminado que la sábila es un tratamiento muy eficaz para combatir el acné, pues posee propiedades curativas, entre otros lucros.

Sus utilidades principales para tratar esta condición de la piel son las siguientes:

  • Gracias a sus propiedades antibacterianas, el aloe vera es muy eficiente reduciendo el enrojecimiento provocado por la afección dérmica, ya que impide que las posibles bacterias logren infectar las heridas, acelerando el proceso de curación.
  • Asimismo, su beneficiosa acción contra los hongos es excelente para aminorar las inflamaciones, como por ejemplo las generadas por los furúnculos, quistes y otros elementos que se dan en la piel.
  • A raíz del lactato de magnesio presente en su composición, es un aliado para aliviar la sensación de picazón que provoca el acné y es de gran ayuda a la hora de tratar quemaduras solares y erupciones cutáneas.
  • Es muy eficaz reduciendo las cicatrices causadas por esta enfermedad del cutis, además de las espinillas y a la par, promueve la estimulación, el desarrollo y la restauración de las células.
  • El aloe vera contiene ácido salicílico, responsable de destaponar los poros y suprimir el acné, los granos y los puntos negros. Resulta perfecto para regular el equilibrio del PH de la dermis.
  • Al mismo tiempo, esta planta posee saponinas que liquidan las toxinas, los virus y las bacterias, inclusive las que encaminan al acné severo.
  • Y por último cabe añadir que es extremadamente hidratante, nutritivo y aporta suavidad a la piel.

En este artículo tienes más beneficios que el aloe vera le puede aportar a tu piel.

¿Cómo funciona el aloe vera para evitar su aparición y aminorar las espinillas?

Para tratar el acné y las cicatrices causadas por los granos con aloe vera basta con seguir los siguientes pasos:

  1. Lo primero y lo más básico es limpiar la zona con un limpiador suave (puedes hacerlo con uno con sábila, agua micelar o cualquier otro higienizador que no contenga componentes agresivos que puedan agravar el problema)
  2. Este paso es opcional, ya que deberás hacerlo con precaución y no es adecuado realizarlo cada día para no dañar la piel. Se trata de eliminar las impurezas y los deshechos de la suciedad con un exfoliante suave que mime la dermis y no la perjudique. En el mercado, existen muchos productos de exfoliación que no son para nada agresivos y puedes perfectamente utilizarlos una vez a la semana para maximizar los efectos de la crema.
  3. Ahora es el momento de aplicar un gel o crema de aloe vera. Puedes preparar tu propia crema casera de aloe vera si posees una planta en casa o sino adquirir una de las que se venden, yo te recomiendo mi preferida la crema aloe vera de Nezeni Cosmetics que conocerás un poco más en el próximo apartado de este artículo.
  4. Repite el proceso cada día, a poder ser por la mañana, y en pocas semanas comenzarás a notar los óptimos resultados.

Los mejores métodos preventivos

Sabemos de sobra que nadie quiere tener espinillas ni tampoco los estragos derivados del acné que están fuera de nuestro control en muchas ocasiones.

Es muy sencillo culpar del acné a la herencia genética o a los cambios hormonales, no obstante, hay algo que sí puedes hacer para evitar sus consecuencias en la dermis: se trata de adoptar buenos hábitos que los aminoren.

Aquí te traigo las principales medidas de prevención ¡En tu mano está proporcionarle a tu epidermis los cuidados que necesita!

Limpia tu tez a menudo

limpieza piel

La sudoración es beneficiosa porque expulsa las toxinas atrapadas en el interior de la piel y mantiene la temperatura corporal idónea. Sin embargo, una falta de higiene después de sudar acarrea que la suciedad y la grasa se acumulen obstruyendo los poros.

No es malo limpiarse la cara a menudo, ya que los expertos recomiendan hacerlo como mínimo 2 veces al día.

Por eso, si sientes que sudas y que el humo o la contaminación, así como cualquier otra impureza que está creando una capa en tu cutis, estés donde estés, ya sea en casa o en el trabajo, lo ideal es limpiar tu rostro de inmediato.

Aunque no te encuentres en tu hogar, existen limpiadores en frascos pequeños que te facilitan su portabilidad para que los lleves allí donde vayas.

Una buena opción es el agua micelar, ya que sirve de desmaquillante y limpiador a la vez, es cuidadoso con las pieles con afecciones, además de poderlo llevar encima con un envase lo suficientemente pequeño para que quepa en el bolso, neceser, maleta, mochila de deporte etc.

Hidrátate mucho

La hidratación es esencial en todos los aspectos, con más ahínco en las epidermis con patologías.

Adopta la rutina de beber mucha agua, en especial si te consideras una persona muy activa, pues es más probable una deshidratación.

No sólo evitaras que tu cuerpo se deshidrate, sino que beneficiarás a tu organismo, ayudarás a que esté más sano y contribuirás a impedir que los signos del acné empeoren, entre otras bondades.

Come saludablemente

Una dieta equilibrada es otra de las prioridades para poner fin al acné.

Reduce la ingesta en tu alimentación cotidiana de los alimentos procesados industrialmente, los que contienen altas dosis de grasas saturadas y los ricos en azúcares, ya que son el tipo de productos alimenticios que más propensos son a la obstrucción de los poros (por no hablar de que son muy negativos para la salud del cuerpo en general).

Por otro lado, se sabe que la cafeína y el alcohol son secantes de la piel, por lo tanto, provocan las engorrosas erupciones. Así que es mejor evitar su consumo o minimizarlo lo máximo posible, sobre todo en el caso del alcohol.

Duerme las horas necesarias

Alguien me dijo un día que el sueño es una de las mejores medicinas para la piel y no se equivocaba.

Durmiendo entre siete a ocho horas diarias, la función de rejuvenecimiento se activa y las células llevan a cabo la cúspide de su proceso de regeneración nocturna.

Sólo hace falta fijarte en la cantidad de resfriados que se llegan a agravar por dormir mal o como cualquier enfermedad parece disminuir sus síntomas tras una buena siesta revitalizante.

La epidermis es el órgano vivo más extenso del cuerpo humano y sus células se multiplican más rápidamente durante la noche, eliminando las muertas y proporcionando un mejor estado al despertar.

Aplicándote la crema antes de ir a dormir, también facilitarás dicho proceso y ayudarás a que tu condición mejore.

No descuides tu rutina diaria del cuidado de la piel

rutina cuidado piel

Si piensas que lavando tu rostro es suficiente, vas por mal camino.

Como he mencionado anteriormente, el cutis con acné (y los que no tienen ninguna condición también, hay que cuidar todas las pieles, sean del tipo que sean) requiere de unos cuidados especiales y aplicarse una crema específica es muy recomendable para aminorar sus desagradables signos.

La opción con sábila que siempre aconsejo por sus óptimos resultados, no sólo para las pieles con acné, sino para todas las dermis en general, es la crema aloe vera de Nezeni Cosmetics.

Este producto que se ha vuelto un ítem indispensable para mí, se encuentra en el primer puesto del ranking de las mejores cremas con aloe vera que existen actualmente en el mercado.

No me sorprende que este elixir esté cautivando al público a velocidades astronómicas, dado que sus prestaciones son inigualables a ninguna otra crema con sábila que he podido testar hasta ahora.

Para que puedas hacerte una idea de sus maravillas, te puedo asegurar que es totalmente cuidadosa con la piel, ya que no contiene en su fórmula ningún elemento irritante, sulfatos, parabenos, ni alcohol. Se trata de una formulación exitosa hipoalergénica.

Otro punto fuerte es que todos sus ingredientes son íntegramente de origen natural, contiene muy poca cantidad de conservantes y caduca a los dos años, aunque el envase se mantenga cerrado, algo muy beneficioso para evitar el nocivo efecto combinado de los cosméticos que tan grave puede llegar a ser a largo plazo para la salud.

De entre sus activos más notorios cabe destacar la extraordinaria vitamina E, la betaína y el valioso aloe vera, entre otros fabulosos componentes.

Evita tocarte la cara

Este último método preventivo se entiende con facilidad: No te toques la cara.

Las manos suelen acumular suciedad invisible para nuestros ojos de tocar absolutamente todo y a no ser que te las hayas lavado a conciencia previamente, evita a toda costa ir tocándote el rostro, sobre todo las espinillas que tienden a ser una distracción, pero que pueden agravarse con el toqueteo de los dedos constante.

Espero haberte sacado de dudas y que hayas descubierto métodos que funcionan para tratar tu afección cutánea. ¿A qué esperas para incluir en tus productos del cuidado de la piel el aloe vera para el acné?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *