¿Agua micelar o tónico? Si aún no te queda claro qué producto elegir para el cuidado de tu piel, aquí te contamos todo lo que necesitas saber y te explicamos cuáles son las principales diferencias que existen entre ambos productos.

Limpiar y cuidar el rostro a diario es fundamental para garantizar la salud de la piel. De nada sirve que uses los mejores productos si no eliminas las impurezas, la contaminación y los restos de maquillaje. 

Cuando la suciedad se acumula en los poros no sólo provoca su obstrucción, la aparición de acné y el envejecimiento prematuro de la tez; también impide que los principios activos penetren en la piel, reduciendo su eficacia. 

El agua micelar y el tónico son dos productos imprescindibles dentro de la rutina facial y, aunque son distintos, se complementan perfectamente entre sí. ¿Quieres saber más? Pues, no te pierdas este post con en el que por fin podrás salir de dudas.

¿Qué es el agua micelar? 

agua micelar

Es un limpiador que elimina las impurezas y el maquillaje con suavidad. Su fórmula contiene micelas, un grupo de moléculas dispuestas en círculos, que atrapan la suciedad como si fueran un imán.

Es un producto muy versátil. Además de limpiar el rostro, también hidrata y tonifica. Y lo puedes usar solo o combinarlo con otros limpiadores en aceite, en gel o en loción para realizar la doble limpieza facial que las mujeres coreana llevan a rajatabla.

Te gustará: Las mejores aguas micelares del mercado

En este caso, te recomendamos que lo uses como segundo paso siempre. El primer producto reblandece el maquillaje y la suciedad; así al agua micelar le resulta más fácil eliminar los restos.

Tiene una textura muy ligera y acuosa. Se aplica con la ayuda de un disco de algodón y se pasa por toda la superficie del rostro, incluso en ojos y labios. No necesita aclarado, aunque si lo prefieres, puedes hacerlo.

Es apto para todo tipo de pieles, aunque está especialmente recomendado para las más sensibles o con tendencia atópica. Hoy en día, puedes encontrar una gran variedad a la venta que se adaptan a todas y cada una de las necesidades del cutis, así que no te costará dar con la más adecuada.

Preparar tu propio limpiador micelar con esta receta.

¿Qué es el tónico?

tonico

Es el complemento de toda buena limpieza facial que se precie. Hidrata, tonifica y refresca. También restaura el equilibrio cutáneo.

Cuando limpiamos el rostro, los productos que usamos alteran el pH de la piel, dejándola más vulnerable frente a las agresiones externas. Ayuda a equilibrar la epidermis y a restaurar su barrera protectora natural. De ahí que sea tenga un papel tan importante en el cuidado de la piel.

Este producto puede tener una textura acuosa o ser más denso. Al contrario de los que se suelen pensar, es apto para todo tipo de piel. De hecho, al igual que ocurre con el agua micelar, hay diferentes tipos: para piel normal, seca, mixta, grasa, sensible, … La clave está en elegir el que mejor se adapte a tu tez y empezar a disfrutar de sus beneficios que no son pocos.

Generalmente, se suele aplicar con la ayuda de un algodón, pero dependiendo de su textura, también puedes hacerlo con los dedos o pulverizar en caso de que elijas el formato en spray. Hay que esperar hasta que se absorba para aplicar el serum.

Agua micelar o tónico: ¿Cuáles son sus diferencias?

Ahora que ya te ha quedado claro qué es y para que se usa cada producto, aquí te explicamos cuáles son las diferencias que existen entre ambos.

Función

Es una de sus principales diferencias. El agua micelar actúa como un limpiador, pero el tónico no; es sólo un complemento de la limpieza facial que ayuda restaurar la barrera lipídica que protege la epidermis frente a los agentes externos. 

El agua micelar elimina la suciedad, las bacterias, las impurezas y el maquillaje, algo que no hace el tónico. Su función principal es equilibrar el pH y restaurar la barrera cutánea para blindarla frente a las agresiones ambientales que pueden dañarla y provocar su envejecimiento prematuro. También cierra los poros evitando que la suciedad se acumule dentro.

Además, ocupan distintos puestos dentro de la rutina facial. El agua micelar se usa antes y el tónico después.

En este post tienes todos los usos que le puedes dar al agua micelar.

Textura 

El agua micelar tiene una textura muy acuosa, incluso cuando tiene una base oleosa. Sin embargo, aunque el tónico también es tan fluido y ligero como el agua en algunos casos, también puede ser más denso y aceitoso, dependiendo del tipo de producto y de las necesidades de tu piel.

La textura más densa, por ejemplo, está más indicada para pieles secas o muy secas, maduras o sensibles que se suelen irritan con facilidad y necesitan uno más emoliente que hidrate intensamente y alivie la sequedad y la tirantez. En este caso, procura también que no contenga alcohol, una sustancia muy irritante.

aplicación agua micelar

Aplicación

A pesar de que ambos se pueden aplicar con la ayuda de un disco de algodón, su aplicación es totalmente distinta. 

Cuando usas el agua micelar estás limpiando la piel y se pasa el algodón por el rostro para eliminar todas las impurezas y la suciedad que se ha ido acumulando. Por el contrario, al aplicar el tónico, se recomienda hacerlo con ligeros toques, con el disco de algodón o los dedos, para que el producto se asiente en la piel y cumpla su función.

¿Cuál elegir? 

Es el eterno dilema: ¿agua micelar o tónico? Pero, ¿y si te decimos que no tienes por qué escoger y que puedes usar ambos?

Bueno, pues es así. De hecho, si quieres cuidar la piel como es debido deberías combinar ambos productos. Las coreanas lo tienen claro y a partir de ahora, tú también lo tendrás. De hecho son dos de los diez pasos que componen la rutina facial coreana y no es para menos.

Mientras que el agua micelar atrae el exceso de grasa, el maquillaje y la suciedad, el tónico restaura el pH y el equilibrio cutáneo y reduce el tamaño de los poros dilatados para evitar que se acumulen más impurezas. En definitiva, prepara la tez para aplicar el sérum y la crema hidratante.

Hemos probado las opciones de: Avene, Bioderma, La Roche Posay, Deliplus de Mercadona, Isdin, o Garnier, pero nuestra favorita es la de la marca Nezeni Cosmetics.

Ahora que ya sabes que no hay que elegir entre agua micelar o tónico, sino que puedes combinar ambos, es el momento de que experimentes en primera personas sus numerosos beneficios para la piel.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *