Como ya sabrás, aplicar un limpiador facial no solo es uno de los pasos que debemos incluir por las mañanas, una vez que nos hemos despertado, sino que la limpieza facial comprende al menos, un mínimo de dos veces al día, siendo igualmente imprescindible por la noche.

Ambos momentos del día son claves para que nuestra piel funcione de una forma correcta y se muestre de la forma que debería.

De hecho, tan importante es eliminar los restos de grasa y sudor que por las mañanas acumulamos en el rostro después de descansar, como por la noche, para retirar el maquillaje y los cosméticos que utilizados, junto con la gran suma de residuos y partículas contaminantes que hemos ido añadiendo en nuestro cutis.

En lo que se refiere a limpiadores, podemos hallar una cantidad de opciones que no vamos a comentar una a una por aquí, ya que se trata de un listado casi infinito.

Pero lo que sí podemos contarte es que existen productos muy interesantes, a los que debemos mirar con otros ojos, porque no solo nos ayudan a realizar nuestro cometido y encima salir airosos, sino que además nos facilitan muchísimo la vida.

Nos estamos refiriendo por supuesto, al agua micelar, ese producto que en los últimos años ha ganado uno de los puestos más destacados en nuestro baño y en nuestra rutina y protocolo de belleza.

Sin embargo, aunque sea un producto que se han convertido en uno de los grandes imprescindibles del momento, es bastante normal que las dudas nos asalten una vez que nos disponemos a darle uso, así tras nuestras experiencia con este tipo de limpiadores, queremos aclarar lo siguiente: Cómo usar el agua micelar: ¿antes o después del jabón?.

Se trata de una de las dudas más habituales y por supuesto, como siempre, estamos dispuestas a ayudaros en todo lo que esté en nuestras manos.

Si hasta hace nada has estado utilizando otro tipo de limpiadores, estamos seguras que tras conocer un poco más la forma de uso de las soluciones micelares, no querrás volver a perder ni tu tiempo, ni tu dinero.

Puedes empezar desde ya a cambiar tu rutina de limpieza, incluyendo algunos de los productos que hemos recopilado en este listado: Mejores aguas micelares. Te adelantamos que nuestro favorito es el Agua Micelar Todo en uno de Nezeni Cosmetics.

¿Qué es una solución micelar?

Sabemos que muchas y mucho ya conocéis de qué se trata este producto y cuáles son sus beneficios más que de sobra, pero para las/os que aterrizáis por primera vez por aquí, no está de más contaros lo más elemental para poder utilizar este producto de limpieza: siendo, por supuesto, lo primero de todo, conocer cómo se define.

Aquí, es este link puedes obtener más información: qué es y para qué sirve el agua micelar.

Se trata de un producto específico para la limpieza del cutis, el cuello y el escote que está elaborado con agua purificada en la que se incluyen tensioactivos (una serie de ingredientes que se suelen utilizar para la limpieza de la dermis) y además, humectantes para mantener nuestra tez bien hidratada tras la limpieza, como es el caso de la glicerina, por ejemplo.

Las moléculas que forman parte de estos tensioactivos se unen para formar un equipo de limpieza muy eficaz, de tamaño microscópico, que se llaman micelas.

Son un tipo de estructuras esféricas, insistimos, con un tamaño imperceptible, que consiguen deshacer y eliminar el maquillaje, impurezas y toda la suciedad que nuestra piel acumula.

Actúan como una especie de imán para la suciedad, dejando los poros limpios al instante. Pero no es la única virtud que contiene este limpiador, porque además de ser una opción de limpieza estupenda para todos los tipos de pieles, entre ellas la más vulnerable y sensible, también es un producto que actúa como tónico, dejando nuestra tez con un aspecto uniforme y con los poros, bien cerrados.

Tras la limpieza la piel sufre porque queda estresada, con los poros más abiertos de lo normal, por este motivo, utilizar un producto de limpieza que tenga función de tónico facial y que tenga esta problemática en cuenta, evitará que gastemos más dinero y más tiempo en utilizar otro cosmético aparte.

De todos modos, si eres de las/os que no puede pasar un sólo día sin utilizar un tónico facial y no terminas de comprender en qué se diferencian estos productos de las soluciones micelares, te proponemos la siguiente lectura: diferencia entre tónico y agua micelar.

Todo este proceso lo realiza de una forma suave, sin causar daños en la piel y encima, sin necesidad de aclarado, porque no es necesario que al finalizar su aplicación añadamos agua, como veremos unas líneas un poco más abajo.

Promueve la hidratación natural de la piel, haciendo que quede flexible, suave y tersa, mientras que el riesgo de sufrir irritaciones, hinchazón y obstrucción en los poros, disminuye.

Cuando nos enfrentamos por primera vez a su uso, tal y como sucede con muchos de los productos cosméticos que utilizamos, es bastante común que nos asalten ciertas dudas sobre cuando sería mejor utilizarlo y esto es precisamente, lo que vamos a resolver enseguida.

¡Sigue leyendo con mucha atención!. Pero antes te contamos un poco más en qué consiste el agua micelar en este texto:

¿El agua micelar se aplica antes o después del jabón?

agua micelar jabón

Antes de enfrentarnos a cualquier rutina de limpieza y de belleza, lo primero de todo, junto con conocer una definición del producto en cuestión, es primordial entender bien cuándo debemos utilizarlo y cómo.

También es importante conocer sus usos, así que puedes clicar aquí directamente: usos del agua micelar.

En muchos limpiadores se especifica su modo de uso, pero integrarlos en nuestra vida y en nuestras necesidades es una cuestión que debemos experimentar de una forma personal.

Una vez que llega el momento de uso en el baño, tendremos que comprender bien su forma de uso y conocer con destreza cómo hay que aplicarlo sobre la piel.

Dicho esto, respondemos directamente a una de las dudas que más nos acechan cuando vamos a comenzar a utilizar este tipo de soluciones micelares: ¿primero usamos el jabón y luego el agua micelar? o de lo contrario, ¿primero utilizamos el agua micelar y luego el jabón?.

Lo primero que queremos aclarar, es que pese a ser una duda bastante común, no es necesario utilizar jabón si o si para limpiar la piel, pero si ya forma parte de rutina y es un gesto que no quieres modificar, tendrás que decantarte por una opción que sea respetuosa con el ph de la piel y que sea neutro, sin químicos ni perfumes.

Una te hayas hecho con tu jabón, respetuoso con la piel, puedes utilizarlo justo después de usar la solución micelar que hayas escogido.

Obviamente, en este caso, si prefieres utilizar jabón entonces tendrás que aclararlo con agua, hasta que hayas retirado por completo la espuma.

Insistimos en que el uso del jabón no es necesario al 100 %, porque las soluciones micelares ya incluyen todas las propiedades, tanto de limpieza como hidratantes, que tu cutis necesita. Únicamente, utilizando este producto, conseguirás que tu rostro quede libre de imperfecciones.

Aprende a usar correctamente el agua micelar

Ahora que ya conocemos el orden en el que debemos utilizar tanto el jabón, como este producto, consideramos que es justo es momento indicado para aprender cómo hay que usarlo de una forma correcta.

Existen tres formas diferentes de aplicar una solución micelar:

  • Se puede utilizar como limpiador, para darle un uso un poco más rápido, aportando hidratación a la vez.
  • Como tónico, siendo muy útil para los tejidos más sensibles o que suelen sufrir con una mayor frecuencia la formación de acné.
  • Por último como producto para eliminar el maquillaje que utilizamos a lo largo del día.

En cuanto a su aplicación, te resultará bastante sencilla, ¡fíjate bien en los pasos que debes seguir!.

Pasos para realizar una limpieza facial correcta utilizando agua micelar

1. Debes empapar una almohadilla o disco que sea reutilizable con la solución micelar escogida, impregnándola, presionando a continuación los tejidos, sin ejercer grandes esfuerzos.

2. Procederemos en este segundo punto a aplicar el producto que hemos escogido sobre la piel, realizando movimientos muy suaves y frotando lentamente.

Hay que tener en mente que no es necesario presionar la almohadilla o disco reutilizable con la piel para que esta solución de limpieza haga su efecto; bastará con aplicarlo de una forma muy suave, arrastrando la suciedad ligeramente.

3. Y… ¡listo!, ahora tan solo necesitaremos repetir el proceso las veces que haga falta, sobre todo en las zonas que son más complicadas de eliminar el maquillaje como es el contorno de ojos, donde los lápices, delineadores, sobras de ojos y rímel, en muchas ocasiones son bastante complicados de retirar.

4. Para terminar de añadir estos pasos creemos que es importante volver a recordar, que si prefieres incluir algún tipo de jabón, este debería ser el momento preciso, es decir, una vez que has dado por terminados los pasos para aplicar este producto.

5. Esta solución para limpiar los tejidos es muy adecuada como primer paso para cuidar de nuestra piel, gracias a su textura ligera, retiraremos toda la suciedad, incluso los restos que son algo más pesados, sin dañar nuestro rostro.

¡Ahorra tiempo aprovechando todos sus usos y beneficios!.

¡Integra el agua micelar en tu rutina de limpieza facial!

agua micelar jabón rutina facial

Son muchos los motivos por los que debemos integrar este producto en nuestra vida; de hecho ya te hemos ido contando algunos de ellos un poco más arriba, pero para que nos queden aún más claros no queremos perder la oportunidad de contarte los beneficios que nos ofrecen los productos micelares.

7 motivos por los que debes integrar en tu rutina este limpiador facial desde hoy mismo

Las principales razones por las que este cosmético no debe faltar en tu baño son 7 y las tienes todas explicadas en las próximas líneas:

¿Es un limpiador o un desmaquillante?

Pues, tenemos muy buenas noticias porque este producto actúa tanto como limpiador como producto desmaquillante, de hecho sus ingredientes te ayudarán a deshacer el maquillaje de una forma muy sencilla sin dañar tu piel.

Es una opción muy adecuada tanto para las/os que utilizamos poco maquillaje, como para las/os que suelen utilizar algo más de maquillaje o que sea de larga duración, más resistente, porque consigue deshacerlo de una forma muy sencilla.

Ya es hora de dejar de lado los cosméticos que están formulados a base de alcohol, que únicamente resecan la piel. ¡Aprovecha desde ya mismo todos los beneficios que ofrece este producto.

Realiza una limpieza profunda

Uno de los grandes beneficios de este cosmético es la limpieza que ejerce sobre el cutis, ya que no solo actúa como desmaquillante como hemos indicado, sino que también consigue eliminar las células muertas, mejorando la eficacia de los tratamientos que apliquemos sobre la piel y que decidamos utilizar justo después.

No irrita los tejidos

El fundador de la firma Bioderma, Jean-Noël Thorel, creó soluciones micelares para la limpieza de los tejidos destinadas para las unidades de quemados de diferentes hospitales.

Por este motivo, otro de los beneficios importantes de este fluido es que no daña ni irrita y es ideal para todas/os los que tenemos la piel atópica o sensible.

Ayuda a tonificar

Junto con todos estos beneficios, también hay que señalar que fortalece la barrera natural que protege nuestra piel frente a las agresiones; de hecho, las micelas son las encargadas de actuar como imanes, equilibrando los tejidos y el PH, tonificando desde el primer minuto nuestra tez de una forma inmediata.

Producto refrescante e hidratante

Gracias a sus cualidades no irritantes, podemos hacer uso de este fluido tantas veces como queramos a lo largo del día para refrescar e incluso aportar hidratación cuando notemos que nuestros tejidos están estresados o están algo tirantes.

Este es uno de los motivos por el que se ha convertido en un producto estrella en el mundo de la cosmética, por su versatilidad y su capacidad de adaptación, consiguiendo mantener nuestra dermis hidratada a lo largo de todo el día.

Retrasa la formación de arrugas

Si sumamos todos los beneficios anteriores, obtendremos como resultado esta virtud, ya que al mantener equilibrados nuestros tejidos, libres de impurezas, tonificados e hidratados, conseguiremos que los pequeños pliegues que se extienden por el rostro queden controlados y no sigan avanzando, hasta convertirse en arrugas más profundas.

Eso sí… ¡debemos ser muy constantes con su uso!.

No necesita aclarado

limpiar piel agua micelar jabón

Este producto puede presumir de ser uno de los pocos limpiadores que tras su uso no deja a su paso una estela grasienta y una sensación pegajosa.

Una de las grandes cualidades de este cosmético es que no necesita ser aclarado, por lo que al limpiar el cutis y retirar el maquillaje notarás que pierdes menos tiempo y consigues realizar de una forma efectiva esta rutina, en un menor tiempo.

Ahora sí que sí, creemos que podemos dar por finalizado este texto, ya que conoces Cómo usar el agua micelar: ¿antes o después del jabón?. Ahora tienes que poner en práctica todo lo aprendido y comenzar a cuidar de tu piel…¡ya mismo! ♥.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *