Si no sabes que el ácido hialurónico es el ingrediente hidratante por excelencia, si crees que es todo marketing, te lo decimos una vez más: si quieres hidratación real y profunda, necesitas ácido hialurónico, y lo necesitas en un sérum.

Para conocer a fondo este fabuloso componente, te hablamos de él y te explicamos todas sus propiedades después de presentarte nuestra selección de sérums con AH, pero déjanos contarte que no solo hidrata la piel en profundidad, siempre y cuando cuente con el vehículo adecuado para llevarlo a todas las capas de la piel (el sérum), sino que estimula y mejora la síntesis de colágeno. El resultado es una piel más suave y rellena, más tersa y firme, en la que las líneas de expresión y las pequeñas arrugas se difuminan y llegan a desaparecer. Además, en combinación con otros ingredientes, devuelve al rostro luminosidad, frescura y reduce la flacidez.

Es un ingrediente que puedes y debes incorporar en cualquier tratamiento, incluso cuando eres joven, porque estimulará los mecanismos de producción de tu propia piel, retrasando la aparición de los signos de la edad.

Estos son nuestros favoritos y sobra decir que todos cumplen con su cometido, consiguiendo que mejoren tanto el aspecto de la piel como sus procesos naturales de regeneración y protección. También todos son unisex, pese a que el último tiene una estética que podríamos calificar como muy femenina (los estereotipos funcionan y mucho en el mundo de la cosmética).

Nezeni Sérum Facial Antiage

Comprueba el precio aquí

INCI:

Aqua, Propanediol*, Pentylene Glycol, Chenopodium Quinoa Seed Extract, Ascorbyl Glucoside, Sodium Hyaluronate, Arginine, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Ammonium Lactate, 1,2 Hexanediol, Caprylyl Glycol, Phenoxyethanol, Sodium Carrageenan, Ethylhexylglycerin, Sea Salt.

*Certificado Ecocert

Si te parece que este sérum está por todas partes no te falta razón, como no faltan razones para que lo esté. Se está ganando su puesto entre los mejores por méritos propios y gracias al boca a boca, porque no invierten en marketing, ya que prefieren hacerlo en investigación y productos de calidad contrastada y contrastable. Se nota y se agradece.

Nezeni tiene las cosas claras. Los principios detrás de cada cosmético y nutricosmético que fabrican están muy claros para ellos:

  • Usar únicamente ingredientes naturales y de calidad.
  • Utilizar ingredientes que aporten cuidado a la piel, además de propiedades a la fórmula.
  • Menos es más: no abusar de la cantidad de ingredientes, insistiendo en la calidad.
  • Encontrar fórmulas polivalentes y efectivas.
  • Crear productos altamente versátiles, que sirvan para y se adapten a cada piel y sus necesidades.
  • Agregar la cantidad mínima necesaria de conservantes y excipientes, siempre de origen natural.
  • Añadir fragancias solo cuando es imprescindible hacerlo: la menor cantidad posible y naturales, por supuesto.
  • Que sus cosméticos sean no comedogénicos, hipoalergénicos y testados dermatológicamente.

Estamos recomendando sérums de ácido hialurónico y este no puede faltar, por varios motivos, todos ellos de peso.

Su concentración de AH es elevada, tanto que en listado de ingredientes aparece en sexto lugar, justo antes de los excipientes. Si te parece poco te recordamos que un cosmético no puede contener más de un 2% de este compuesto, en su formato puro, porque por encima de este porcentaje se convierte en un secante muy potente.

Otra característica que nos encanta de este suero como hidratante es que el AH aparece en alto y bajo peso molecular, garantizando así su presencia en todos los estratos cutáneos y su trabajo en los procesos de producción del hialurónico, procesos que se ven favorecidos, además, por la presencia de un precursor del AH, es decir, un elemento que es necesario para que este se cree y estimula, al mismo tiempo, que lo haga.

Pero no solo el ácido hialurónico está presente en este sérum: lo acompaña la vitamina C, de propiedades antioxidantes bien conocidas, pero que en combinación con el primero actúa como un hidratante magnífico, capaz de aportar limpieza, uniformidad y luminosidad al rostro.

Un buen sérum ha de conseguir que sus ingredientes, sumados, multipliquen sus beneficios y resultados, y este, sin duda lo logra.

Cuenta para ello también con un compuesto llamado Cobiolift, hecho a base de semillas de quinoa con propiedades hidratantes y regeneradoras únicas. Conocido como el bótox vegetal, logra los mismos resultados que la famosa toxina sin someter a al piel ni al organismo a ninguno de los riesgos inherentes a la famosa bacteria. Pero es que también hidrata en profundidad, es antioxidante, aporta vitaminas y minerales, regenera los tejidos, estimula la producción de colágeno, protege e induce la mejoría de la piel en general.

Tanto el propanediol como el pentilenglicol son humectantes de gran capacidad hidratante, conservante y protectora que sirven de vehículo y a la vez ayudan a cuidar y mantener la piel en las mejores condiciones. Rematan esta fórmula conservantes y estabilizadores de origen natural, en las cantidades mínimas necesarias, razón por la que este suero tiene una caducidad de dos años cerrado.

Estamos ante un sérum fluido y fresco, que cunde mucho y se absorbe con rapidez, sin dejar restos sobre la piel ni sensación pegajosa o extremadamente seca.

La piel lo agradece y reacciona con rapidez, de manera que en muchas ocasiones los resultados son apreciables desde la primera aplicación, pese a que es a medio y largo plazo cuando más se notan los efectos, que se van haciendo estables y permanentes: la piel adquiere más volumen, tersura, frescura, uniformidad tanto al tacto como a la vista, elasticidad y capacidad de recuperación.

El envase es de metacrilatoopaco, con un aplicador de sistema airless, es decir, que impide que el aire entre y altere o deteriore el producto, manteniéndolo aislado, y contiene 50 ml, lo que lo sitúa como uno de los mejores en relación calidad/precio, ya que la mayoría de los sérums se presentan en envases de 30 ml.

Solo se puede adquirir online, en la página del fabricante o en Amazon, (por un precio muy superior).

Loom Sérum Suprême

Loom Sérum Suprême

 

Comprueba el precio aquí

INCI:

Aqua, Snail Secretion Filtrate, Cellulose Gum, Hydrolyzed Hibiscus Esculentus Extract, Sodium Hyaluronate, Aloe Barbadensis Leaf Gel [1], Calendula OffIcinalis Flower Extract [1], Achillea Millefolium Extract [1, ]Hamamelis Virginiana Leaf Extract [1], Panax Ginseng Root Extract [1], Dextrin, Glycerin, Citric Acid, Phenethyl Alcohol, Caprylyl Glycol.

[1] De agricultura ecológica 

Un sérum que apuesta fuerte por la, en su tiempo, famosa baba de caracol (95%), cuyos efectos tensores siguen siendo innegables, aunque la moda casi histérica por este ingrediente haya pasado. Pero nos interesa porque tiene muchas otras propiedades, como ser un excelente humectante. Sumado al ácido hialurónico crean un producto de gran capacidad hidratante, que además calma la piel, gracias a la caléndula y avena, y la uniforma y alisa.

El extracto de hibisco y el aloe potencian este efecto hidratante en un sérum que posee también características calmantes, antioxidantes y regeneradoras; también ayuda a uniformar el tono de la piel y tiene un suave efecto exfoliante.

El ácido hialurónico aparece entre los primeros ingredientes, lo que supone que está lo suficientemente presente como para tener un efecto real. Acompañan a los ingredientes estrella varios extractos (esencias) de plantas que aportan al conjunto cualidades de refuerzo, como la milenrama, hidratante y antioxidante, o el hamamelis, hidratante y regenerador.

Se trata de un suero correcto, que cumple con lo que promete y tiene pocos ingredientes, elegidos cuidadosamente. Al aplicarlo deja una sensación de tersura inmediata, gracias a la baba de caracol principalmente, pero lo interesante es el resultado a medio y largo plazo, lo que le convierte en un gran suero para rostros maduros y necesitados de hidratación. Eso sí, no es el más indicado para pieles jóvenes.

El envase es totalmente opaco, pero el gotero no es nuestro aplicador favorito, porque compromete la integridad del suero, al exponerlo continuamente al contacto con el aire y con la piel: no es el mejor sistema, y menos en un suero de base acuosa.

Todos sus ingredientes son 100% naturales, pero no es vegano.

Evolve Hyaluronic Serum 200

Evolve Hyaluronic Serum 200

Comprueba el precio aquí

INCI:

Aqua, Rosa Damascena Water [1], Aloe Barbadensis Leaf Juice Powder [1], Punica Granatum Fruit Extract [1], Glycerin, Amorphophallus Konjac Root Powder, Sodium Hyaluronate, Sodium Levulinate, Sodium Anisate, Sodium Dehydroacetate.

[1] de la agricultura ecológica

Un sérum que podríamos llamar minimalista, y por eso mismo nos gusta. Todos los ingredientes son de origen 100% natural y algunos de agricultura ecológica.

Con una base acuosa, añade hidrolato de rosa damascena, cuyos beneficios para la piel son de sobra conocidos, convirtiéndola en una apuesta clásica y segura a la vez: es hidratante, calmante, regeneradora y equilibra el pH cutáneo.

Estamos de nuevo ante un suero que elige los ingredientes cuidadosamente para lograr un producto potente y seguro: aloe, hidratante, regenerador, cicatrizante; granada, que no solo es un antioxidante de los más potentes, sino que cuida la piel en casi todos los aspectos; la raíz de konjac, que es muy utilizada en la cosmética oriental desde hace mucho tiempo por ser rica en glucomanano, ingrediente que realiza una limpieza suave y profunda de la piel (se han popularizado mucho las esponjas de konjac a estos efectos) a la vez que, por su capacidad para atraer y retener la humedad, incrementa las propiedades hidratantes de este sérum, en el que el ácido hialurónico también tiene un papel importante.

Que aparezca casi al final no significa que no esté presente en cantidad más que suficiente: con un 1% de concentración realizará su función perfectamente. Se trata de ácido hialurónico de bajo peso molecular.

Es un suero ligero, que penetra rápidamente y deja sensaciones agradables en la piel, que mejora palpablemente con el uso diario. 

Esta línea de sueros de Evolve presume de ingredientes naturales y orgánicos (aunque lo cierto es que no todos son orgánicos, como se puede apreciar en el INCI), de seleccionarlos para lograr en cada fórmula los resultados buscados. Tiene la ventaja de que puedes usarlo en combinación con otro que aporte, por ejemplo, algo de vitamina C y E, antioxidantes que hacen una perfecta combinación con el ácido hialurónico.

El envase de cristal oscuro, con una etiqueta que recuerda a los antiguos fármacos es una elección pensada y bien calculada, que mantiene la línea sobria de esta marca, tan solo rota por el aplicador, con sistema airless, lo que, para nosotros, es todo un acierto (los frascos clásicos de farmacia llevan un gotero, que no es tan seguro por muy clásico que sea).

INARI Lifting SerumINARI Lifting Serum

INARI Lifting Serum

Comprueba el precio aquí

INCI:

Aqua [1], Glycerin, Simmondsia Chinensis Seed Oil [2], Prunus Amygdalus Dulcis Oil [2], Squalane, Helianthus Annuus Seed Oil, Rhodiola Rosea Root Extract [2], Rubus Chamaemorus Fruit Extract [3], Vaccinium Vitis Idaea Seed Oil [3]Pinus Sylvestris Bark Extract [3], Inonotus Obliquus Extract [3], Vaccinium Myrtillus Fruit/leaf Extract [3], Carrageenan, Humulus Lupulus Extract, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract, Pectin, Zinc Pca, Sodium Levulinate, Xanthan Gum, Sodium Hyaluronate, Sodium Anisate, Lactic Acid, Ethyl Ferulate, Tocopherol, Parfum.

[1] agua de manantial.
[2] de agricultura ecológica.
[3] de recolección silvestre de bosques bio certificados. 

Inari es una marca nórdica, concretamente filandesa, que obtiene sus ingredientes de zonas árticas, en las que las plantas, sometidas a condiciones extremas, contienen un mayor porcentaje de activos. Su filosofía es concentrar lo esencial.

El ácido hialurónico está presente en varios tamaños, para asegurar que llega a cada capa de la piel. Para mejorar el efecto hidratante cuenta con el aceite de semilla de arándano rojo, que es además antioxidante y regenerador, como lo son otros ingredientes entre los que destacan el chaga (Inonotus Obliquus), un hongo de zonas frías conocido como nariz de carbón que posee propiedades potenciadoras del sistema autoinmune, es antioxidante, protege la piel y parece tener la capacidad de retrasar el envejecimiento.

Este sérum está ideado para combatir eficazmente la deshidratación cutánea con ingredientes 100% naturales como la raíz de rosa, que también mejora el aspecto de la piel uniformando el tono, o los aceites de jojoba, de almendras dulces y de girasol, que aportan hidratación y un cuidado profundo.

Varios extractos y las vitaminas A, C y E rematan la fórmula que da como resultado un suero de fácil absorción que deja la piel hidratada y suave durante todo el día y mejora su aspecto con el uso continuado.

Tiene un olor suave muy agradable.

El envase opaco cuida la imagen minimalista que gusta al fabricante y el dosificador airless resulta en este caso obligado para rematarla.

Después de los sérums analizados, no nos parece que este pueda presumir de pocos ingredientes y, para nuestro gusto, tiene un cierto exceso de los mismos.

Mádara SOS Hydra Repair Intensive Serum

Mádara SOS Hydra Repair Intensive Serum

Comprueba el precio aquí

INCI:

Aqua, Helianthus Annuus Seed Oil [1], Glycerin, Rosa Damascena Flower Water [1], Simmondsia Chinensis Seed Oil [1], Cetearyl Alcohol, Cetearyl Glucoside, Sodium Levulinate Palmitic Acid, Stearic Acid, Cellulose, Hippophae Rhamnoides Fruit Extract [1], Sodium Pca, Parfum, Sodium Anisate, Xanthan Gum, Lactic Acid, Sodium Hyaluronate, Ascorbyl Palmitate, Linum Usitatissimum  Seed Extract [1], Paeonia Lactiflora Root Extract, Tocopherol, Urtica Dioica Leaf Extract[1], Mica (Ci 77019), Ci 77891 (Titanium Dioxide), Hydrolyzed Hyaluronic Acid, Sodium Phytate, Ci 77491 (Iron Oxide), Ci 77492 (Iron Oxides), Citronellol [2], Geraniol [2], Benzyl Salicylate [2], Eugenol [2].
[1] de agricultura ecológica.
[2] de aceites esenciales naturales. 

Como su nombre indica, es un sérum intensivo ideado para aportar hidratación cuando se necesita de forma inmediata. De ahí el SOS, el concepto de socorro para la piel, pero, francamente, no tiene ninguna característica que, en este sentido, le haga más apto o idóneo que los otros de nuestra selección.

Aún así da buenos resultados. El ácido hialurónico aparece en dos formatos, para cubrir las diferentes capas de la piel, aunque la forma hidrolizada está casi al final de la lista, ya que los ingredientes que siguen son colorantes y un quelante (sodium phytate).

Los principales activos de este suero los hemos mencionado en el análisis de los anteriores, y de este queremos destacar, en negativo, la cantidad de colorantes que utiliza. Por muy escasa que sea su proporción y por muy naturales que sean, no parecen los mejores compuestos para añadir a un producto que va a penetrar en la piel.

Destacamos entre estos el dióxido de titanio, producto controvertido que está siendo sometido a un severo escrutinio y que Francia ha prohibido como aditivo alimentario por su no probada seguridad y sus potenciales riesgos para la salud (que no están probados ni dejan de estarlo).

Como sea, lo cierto es que el uso de colorantes solo está justificado por una cuestión estética, de imagen (se trata de un sérum de color salmón) y no aporta ningún beneficio claro para la piel.

Por su aspecto parece más pensado para un público femenino (que aprecia además el detalle de la presentación y el color, hay que decirlo) y sus usuarias están contentas con los resultados: se distribuye con facilidad, se absorbe bien y no deja residuos. La piel queda jugosa y lustrosa y la sensación de hidratación es inmediata, aunque para sacarle todo el partido hay que utilizarlo a diario.

El envase de cristal mate transparente no garantiza que el producto quede aislado de la luz. Se aplica gracias a un dosificador airless de bombeo.

Qué es el ácido hialurónico

Los mejores sérums de ácido hialurónico

El ácido hialurónico (AH, hialuronano) es un polisacárido, una sustancia clasificada dentro de los los hidratos de carbono o glúcidos, cuyas moléculas pueden llegar a tener un elevado peso, que también puede reducirse mediante hidrólisis.

En el caso del AH el peso molecular, como podrás ver, es un asunto de máxima importancia.

Se produce de forma natural en el cuerpo y es un componente fundamental del tejido conectivo, al que aporta hidratación, elasticidad y una gran capacidad de soportar tensiones o traumas y recuperarse de los mismos. Así, en las articulaciones, los ojos y la piel funciona a la vez como lubricante y como amortiguador.

De media el organismo de un adulto contiene unos 15 gramos de AH en total, cantidad suficiente para garantizar el funcionamiento correcto de todos los órganos que lo contienen. Un tercio se renueva a diario y con el paso del tiempo la producción natural decrece, lo que afecta a todo el tejido conectivo. Es una importante sustancia antioxidante, aunque la exposición a radicales libres, sobre todo los originados por las radiaciones solares, pero también por la contaminación y otros factores, acelera la desaceleración y degeneración de su producción natural

Su principal característica es su enorme habilidad para atraer y retener agua, ya que puede hacerlo en cantidades de hasta 1.000 veces su tamaño, lo que lo convierte en el hidratante por excelencia, aunque no es esta su única cualidad.

El ácido hialurónico combinado con agua forma un material similar al gel que tiene una gran cantidad de funciones en el cuerpo: es el componente principal de nuestro líquido sinovial y, como lubricante, asegura que nuestras articulaciones permanezcan firmes, incluso bajo un gran estrés.

Prácticamente no hay alergias ni efectos secundarios provocados por el ácido hialurónico, porque este ingrediente activo es endógeno y conocido por el cuerpo. El mejor ejemplo de tolerancia son las gotas oculares de ácido hialurónico, que alivian el picor y el enrojecimiento de los ojos.

Los estudios y las investigaciones realizados demuestran definitivamente que el ácido hialurónico disminuye las arrugas. Actúa como un depósito de agua en la piel y proporciona elasticidad e interviene en la síntesis de colágeno mejorándola, y sus efectos se hacen patentes sobre todo a medio y largo plazo: aunque sobre la piel se noten de manera bastante inmediata, el trabajo que realiza en los estratos profundos de la piel es el que provoca modificaciones y aporta beneficios que suponen un verdadero cambio radical en la piel.

Diferentes tipos de AH

Para conseguir los efectos deseados el tamaño correcto de la molécula es crucial.

Además, se puede combinar con otros ingredientes activos para obtener los mejores efectos antienvejecimiento.

Como ya hemos apuntado, hay ácido hialurónico en diferentes tamaños moleculares. Los más interesantes en la cosmética son el ácido hialurónico de alto y de bajo peso molecular.

No es posible distinguirlos en el INCI (el listado de ingredientes) solo por su nomenclatura oficial, ya que ambos comparten nombre, así que si el fabricante no especifica qué tipo o tipos contiene un producto concreto no lo sabremos.

El ácido hialurónico de alto peso molecular (INCI: hialuronato de sodio) tiene una masa molecular de 1500 kD o mayor (kD significa kilodalton: el Dalton es la unidad de masa molecular). Forma una película humectante sobre la superficie cutánea, atrayendo la humedad tanto del organismo como del entorno, tiene efectos antiinflamatorios, pero su impacto no permanece durante mucho tiempo en la piel ni supone mejoras importantes a medio o largo plazo.
El ácido hialurónico de bajo peso molecular (INCI: hialuronato de sodio) por su parte tiene una masa molecular de 50 kD o menor; se almacena en el tejido conectivo de la piel y tiene un efecto antiarrugas duradero.
El ácido oligohialurónico es el ácido hialurónico más pequeño (INCI: hialuronato de sodio), con una masa molecular de 3 kD o menor, también con efectos a largo plazo porque se almacena en el tejido conectivo de la piel, ofreciendo resultados en el tratamiento antiedad.

Ácido hialurónico de alto peso molecular: se deposita en la piel

Mejores sérums con ácido hialurónico

Este tipo de ácido hialurónico es la variante mayor. Sus moléculas no pueden penetrar la barrera cutánea, al menos no de una forma convencional y mensurable, ya que algunos estudios apuntan a que consigue llegar a las capas profundas de la piel, pero no se ha descubierto aún por qué vía lo hace.

Cuando la humedad de la piel se evapora, este ácido hialurónico forma una película con la queratina que hidrata la piel y mejora su elasticidad, pero que es fácil de retirar ya que presenta una baja adherencia. Sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y suavemente exfoliantes son excelentes para mantener el equilibrio de la capa córnea y el manto hidrolipídico. 

Ácido hialurónico de bajo peso molecular: se absorbe en la piel

Se sabe, porque se ha podido comprobar, que la piel lo absorbe en las capas profundas de la epidermis y en la dermis.

Permite que el agua se almacene en el tejido conectivo de la piel. La humedad adicional que proporciona no solo hace que la piel sea más firme, sino que también reduce visiblemente las arrugas.

Su uso continuado incrementa la hidratación profunda de la piel, ofreciendo resultados sostenidos e incrementados en el tiempo. Además, mejora la producción natural de colágeno, afectando positivamente a la tersura y la resistencia.

Ácido oligo-hialurónico: penetra profundamente en la piel.

Es el ácido hialurónico más pequeño y cuanto más pequeño es el tamaño molecular del ácido hialurónico, más profundamente puede penetrar en la piel.

Pero si hay algo claro con respecto al AH es lo poco que todavía conocemos de esta extraordinaria molécula. Si hay estudios que demuestran que el de alto peso molecular consigue penetrar más allá de la epidermis, aunque no se puede saber cómo ni mediante qué tipo de mecanismos, otros muestran que el de bajo peso molecular, cuando es muy pequeño, no tiene precisamente efectos beneficiosos: sin embargo, si es de muy muy bajo peso, parece que sí.

Mientras la ciencia va despejando las incógnitas que encontramos y las que puedan surgir, ten claro que todo el que llega a tu piel a través de los cosméticos es seguro y legal, así que puedes disfrutarlo y sacarle todo el partido necesario a este ingrediente único.

¿Qué ácido hialurónico funciona mejor en los cosméticos?

Todos los tipos de ácido hialurónico son necesarios y beneficiosos para la piel, ya que esta precisa de una hidratación óptima en todos los estratos para estar realmente sana.

Se dice que la mejor opción es una mezcla de todos los tipos, y que debe primar el ácido hialurónico de bajo peso, ya que el efecto a largo plazo es el que más cuenta, pero hay que puntualizar estas afirmaciones.

Es importante el tipo de cosmético, ya que el ácido hialurónico de bajo peso molecular no podrá penetrar mucho en la piel si se aplica mediante una crema hidratante, por ejemplo. Esto es así porque las moléculas de las hidratantes son demasiado grandes como para traspasar la barrea cutánea. De hecho, la función de las hidratantes no es penetrar mucho, sino crear una capa protectora que retenga la humedad, proteja el cutis y aporte los ingredientes necesarios para mantener y/o acrecentar sus defensas y procesos metabólicos.

Sin embargo, los sérums son un vehículo perfecto para el ácido hialurónico de bajo peso moleculab lo que no significa que deba ser el único presente en este tipo de productos, que también van a proporcionar un mejor cuidado a la piel si incluyen AH de alto peso, para facilitar que cada capa cutánea se enriquezca con él.

¿Cuál es la mejor concentración de ácido hialurónico?

Aquí es donde la información empieza a ser confusa y se producen todo tipo de malentendidos.

El contenido real de ácido hialurónico puro a menudo no se indica o se indica de forma intencionadamente engañosa, lo que explica que encontremos productos que dicen contener un 10%o más, a veces mucho más.

El hecho es que una concentración superior al 2 % de AH puro deja de ser hidratante y empieza a ser secante, ya que al atraer la humedad empieza a «robarla» de dentro de la piel. Eso explica por qué a veces los productos con ácido hialurónico parezcan resecar o producir tirantez, por qué es conveniente aplicar los sueros que lo contengan sobre la piel ligeramente húmeda, para que absorba y retenga esa humedad, y por qué hay que usar una hidratante después sobre el sérum (aunque esto siempre es aconsejable, lo es más cuando se trata de sueros con AH).

Lo que pasa es que muchas veces los fabricantes no utilizan el ácido hialurónico puro, sino mezclado previamente con agua (o, con menos frecuencia, con otro medio acuoso, como un hidrosol), y cuando indican que un cosmético contiene, por ejemplo, un 25%, lo que realmente significa es que contiene un 25% de AH disuelto en agua, normalmente en una proporción no mayor al 2%, posiblemente combinando varios pesos moleculares.

Una barrera cutánea sólida: no puedes prescindir de ella

Los mejores sérums con ácido hialurónico

Y no puedes hacerlo porque el ácido hialurónico la necesita para realizar sus funciones, lo que significa que es imprescindible para una hidratación real de la piel en su conjunto a largo plazo.

Es por lo tanto fundamental cuidarla y fortalecerla, con cremas y sueros adecuados, porque sin ella el AH por sí mismo no puede mantenerla. Esto explica también que este ingrediente desempeñe mucho mejor su trabajo cuando se combina con otros humectantes y promotores del cuidado de la barrera cutánea.

Arrugas: estos ingredientes activos también ayudan

Se ha demostrado que el ácido hialurónico es efectivo, pero está lejos de ser el único ingrediente activo con un potente efecto antienvejecimiento y, como hemos apuntado, que siempre es más efectivo en combinación con otros activos.

Para prevenir las arrugas a largo plazo es recomendable sumarle ingredientes como la vitamina A y la vitamina C. Ambos son potentes antioxidantes que estimulan la formación de colágeno, la base para una piel libre de arrugas.

La vitamina E es un antioxidante bien conocido que no debe faltar en ninguna crema . También la coenzima Q10 captura los radicales libres y actúa contra el estrés oxidativo .

Podemos contar con antioxidantes vegetales extremadamente efectivos, como el resveratrol de las uvas, que se conoce como la molécula de la longevidad (nombres que no dejan de ser grandilocuentes). La astaxantina de las algas rojas se considera el antioxidante más efectivo del mundo.

Los mejores sérums combinan ingredientes de diferentes tipos para facilitar un cuidado integral de la piel.

El ácido hialurónico inyectado

Generalmente abogamos por recurrir a la cosmética para tratar y cuidar la piel.

En el caso del ácido hialurónico la aplicación tópica consigue resultados notables sin efectos secundarios, que siempre pueden darse, incluso con un compuesto que, como este, provoca problemas y rechazos en muy pocos casos gracias a su absoluta compatibilidad biológica con nuestro organismo.

Pero existe la opción de inyectar ácido hialurónico y no son pocas las personas que se deciden por ella. El AH se inyecta en la piel para amortiguar la pérdida de volumen en ciertas zonas y para reducir la profundidad de las arrugas. Es un procedimiento de relleno que ofrece buenos resultados si lo aplica un buen profesional.

Por ejemplo, los pliegues nasolabiales generalmente se rellenan para eliminar o suavizar estas marcas que conocemos como líneas de expresión. Son los surcos que bajan desde las aletas de la nariz hacia el mentón, pasando por ambos lados de los labios.

También se utiliza para rellenar los labios, eliminar las arruguitas de expresión que van apareciendo con el paso del tiempo (el famoso «código de barras») y aumentar su volumen.

Son solo un par de ejemplos. Los resultados son visibles a partir de la segunda semana del tratamiento y pueden permanecer entre uno y dos años, dependiendo de múltiples factores, desde la edad y la piel del paciente a la calidad del AH utilizado.

Advertencia: el hialuronano solo debe ser inyectado por médicos especialmente capacitados (dermatólogos o cirujanos). Es la única forma de tener garantías reales y evitar lesiones, infecciones y resultados desagradables. Aunque estos tratamientos generalmente no tienen efectos secundarios, las alergias y ciertas enfermedades deben descartarse en consultas previas con el profesional a cargo.

El ácido hialurónico en medicina

Debido a sus propiedades para mejorar el tejido conectivo y su capacidad para atraer y retener la humedad, el ácido hialurónico es prácticamente un todoterreno, lo que le hace indispensable también en medicina y farmacología, siendo parte, como ingrediente activo, de numerosos medicamentos.

El ácido hialurónico se encuentra en gotas para los ojos y aerosoles nasales, por ejemplo. En estos productos proporciona humedad a los ojos o las membranas mucosas y tiene un efecto calmante.

Se usa en ortopedia porque es un componente natural de las articulaciones y los cartílagos. Las inyecciones de ácido hialurónico mejoran la lubricación, resistencia y amortiguación de las articulaciones y se utiliza ampliamente en medicina deportiva, para resolver o mejorar traumas y lesiones y para tratar enfermedades degenerativas como la artritis.

Conclusión: un excelente ingrediente activo sin efectos secundarios.

El ácido hialurónico se produce naturalmente en el cuerpo y casi no tiene efectos secundarios.

El que se utiliza hoy en día suele ser de origen vegetal, obtenido mediante procedimientos óptimos que aseguran su calidad y compatibilidad.

Su habilidad para atraer y mantener grandes cantidades de humedad en el organismo le convierten en un ingrediente indispensable para el tratamiento de la piel y la prevención de los efectos del paso del tiempo.

Aunque el de menor peso molecular es el que puede superar la barrera cutánea, se utilizará uno u otro, o varios combinados, según el producto y la necesidad: mientras que el ácido hialurónico de alto peso molecular permanece en la superficie de la piel evitando así que se seque y que la barrera cutánea se deteriore, el  de bajo peso molecular puede penetrar más profundamente realizar un trabajo a largo plazo.

El resultado es que las líneas de expresión y las arrugas se difuminan o incluso desaparecen.

Puedes empezar a utilizarlo a partir de los 25 años, aunque el momento perfecto depende de cada caso. Mejorará tu piel y servirá para prevenir los efectos de la edad y la exposición al medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *